Gtres

Gtres

Poder vivir en alguna de las pequeñas islas del Mar Caribe y seguir manteniendo tu empleo a distancia es el sueño de muchos trabajadores. Ahora se puede hacer realidad con el visado de residencia que otorgan en las Islas Caimán por dos años. Solo con una ‘pequeña’ condición: ganar un mínimo de 100.00 dólares al año, unos 85.400 euros, o 150.000 dólares en caso de una pareja.

El Gobierno de este conocido paraíso fiscal ha lanzado la campaña ‘Global Citizen Concierge Program’ que permite a los llamados nómadas digitales, aquellos que pueden aprovechar la flexibilidad del teletrabajo para instalarse en cualquier lugar del planeta con una conexión a Internet.

Los trabajadores interesados se pueden instalar en alguna de las tres islas de este pequeño archipiélago -Gran Caimán, Pequeño Caimán y Caimán Brac-. Los casos de coronarirus en las islas se concentran en menos de 240 casos y solo un fallecimiento, aunque ha supuesto una limitación de las conexiones aéreas y marítimas.

Desde el pasado octubre, las autoridades locales han permitido la entrada al país de los residentes permanentes, ciudadanos con permisos de trabajo, estudiantes con visado y otros viajeros autorizados. 

“Muchos empleados buscan un cambio de lugar y de estilo de vida ahora que las empresas están adoptando la flexibilidad del trabajo remoto. Ahora tienen la oportunidad de pasar dos años viviendo y trabajando en las Islas Caimán, revitalizando sus horarios y mejorando el equilibrio entre su vida laboral y personal con el sol, la arena, el mar y la seguridad”, afirmó el ministro de Turismo, Moses Kirkconnell.