Los más de 70.000 fallecimientos que se han producido en el año de la pandemia, según el Ministerio de Sanidad, han disparado el número de tramitaciones para recibir viviendas vía herencias.

La red inmobiliaria Comprarcasa afirma que, desde que estalló la crisis del covid-19, han crecido de media un 21% en sus agencias en toda España. La demanda más notable se ha registrado en Madrid, con un repunte del 25%, mientras que en Barcelona ha repuntado en torno al 20% y en Sevilla y Valencia, cerca de un 15%. Unas cifras que, según la red inmobiliaria, dejan patente la incidencia que tiene la mortalidad en las gestiones inmobiliarias de herencias.

Los datos oficiales también muestran el fuerte repunte de las viviendas heredadas. En noviembre, de hecho, se registró un máximo histórico con más de 17.000, tras registrar un alza del 20% de media. En la región de Madrid, sin embargo, el incremento interanual alcanzó el 37%.

Además de las viviendas heredadas, en los últimos tiempos también han crecido las renuncias a herencias, aunque esta tendencia viene siendo una constante en la última década. En este tiempo, según el Consejo General del Notariado, los españoles han renunciado al 40% de herencias por, entre otros motivos, las deudas acumuladas a las que tendría que hacer frente el heredero. 

Con estas cifras sobre la mesa, Comprarcasa ha resumido los factores a tener en cuenta a la hora de renunciar a propiedades, qué gastos supone heredar una casa, dónde y cómo se tramita una operación de este tipo y cómo vender una casa heredada:

Los impuestos y gastos de una herencia

El principal tributo es el Impuesto de Sucesiones. Como explica la red, se trata de un impuesto para la transmisión de bienes y derechos entre las personas físicas que no tiene una cuantía fija. Depende de cuánto se hereda, con un gravamen que va del 7,6% al 34%, con bonificaciones según cada comunidad. Las cuantías más altas se registran en Asturias, Castilla y León y la Comunidad Valenciana; mientras que al otro lado de la tabla se encuentran Comunidad de Madrid, Galicia, Cantabria y Andalucía. En Madrid, por ejemplo, hay una bonificación del 99% del impuesto en caso de los familiares directos (cónyuges, hijos, nietos, adoptados, adoptantes, padres, abuelos…)

Para el abono del impuesto de sucesiones los herederos tienen un margen de seis meses desde el momento del fallecimiento, prorrogables por el mismo tiempo y un coste adicional. Actualmente, ante los problemas generados para heredar durante el covid-19, algunas comunidades han ampliado esta prórroga para facilitar esta tramitación.

Otro tributo a tener en cuenta es la plusvalía municipal, que se abona siempre que hay un cambio de titularidad de un inmueble.  Se trata de un impuesto municipal que grava el incremento de valor de los inmuebles de naturaleza urbana cuando se produce una transmisión y que tiene en cuenta su valor catastral. Se paga en el ayuntamiento de la localidad donde esté situada la vivienda, con un plazo de seis meses para su desembolso, y hay sanciones por impago, que pueden ir desde el 50% hasta el 150% de la cantidad resultante, en función de la gravedad de la infracción. 

A este impuesto hay que sumar algunos gastos adicionales que deben asumir los herederos, como por ejemplo la notaría, los gastos fiscales o el Registro de la Propiedad. En caso de ser varios herederos, el porcentaje de gasto que asume cada uno dependerá del reparto de la herencia indicado en el testamento y del acuerdo al que lleguen los mismos. También estará determinado por el grado de parentesco con el fallecido y con posibles reducciones de estos costes, que también varían en función de cada comunidad autónoma. 

Por otro lado, y al igual que cualquier otra propiedad, una vivienda heredada conlleva gastos como el pago de seguros, la comunidad, el IBI… 

Dónde y cómo se tramitan las herencias

La red inmobiliaria recuerda que la mayor parte del trámite de una herencia se desarrolla en una notaría, previo paso por un despacho de abogados o una gestoría. También hay algunas empresas del sector inmobiliario, como Comprarcasa, que se encargan de todo el proceso de herencia de una vivienda y posterior comercialización cuando los herederos quieren vender el patrimonio heredado. Una fórmula que les permite ahorrar tiempo y dinero.

En qué momento se puede vender una casa heredada

Es posible vender una casa recibida de una herencia, aunque para llevar a cabo esta operación con éxito es necesario seguir un proceso; en concreto, estar en posesión de los documentos legales requeridos, aceptar efectivamente ante notario esta herencia y pagar los impuestos correspondientes por este trámite. Tras esta aceptación, se inscribe la vivienda con el nuevo propietario en el Registro de la Propiedad y a partir de aquí se puede tramitar la venta de este inmueble, igual que cualquier otro. Por tanto, no se puede vender una casa sin aceptar la herencia porque el titular legal de la propiedad seguirá siendo la persona fallecida hasta que no se produzca el cambio de titularidad.

Cuánto tiempo se tarda en heredar una vivienda

El tiempo que se tarda en realizar el procedimiento para adquirir una vivienda es relativo, puede llevar desde meses hasta años, en función de dos factores fundamentales: la tenencia o no de un testamento y el consenso entre los herederos. Este último, es complejo, pues según un estudio de la OCU de 2020, un 17% de españoles reconoce haber tenido problemas de disputas sobre la herencia.

Uno de los conflictos más frecuentes es que parte de los herederos quieran vender la casa, mientras que otra se incline por venderlo. Para poder traspasar la casa es necesario que todos estén de acuerdo o bien, buscar una alternativa, como comprar la parte correspondiente o acudir a la vía judicial. La clave es la negociación para evitar la subasta pública de la propiedad.

Cómo no malvender una casa heredada

Para evitar que la propiedad familiar se malvenda, una vez que ya es titularidad de los herederos y éstos están de acuerdo en traspasar el inmueble, conviene recordar algunos consejos prácticos:

El primero de ellos es valorar un ‘lavado de cara de la vivienda’. En el caso de las viviendas en las que han pasado sus últimos años personas mayores, es muy frecuente que ofrezcan un aspecto poco atractivo para los jóvenes compradores y que necesiten distintas reparaciones. En muchos casos, basta con dar una mano de pintura y quizá un repaso a los suelos para mejorar el aspecto de la vivienda. 

También hay que evitar equivocarse al poner el precio de venta. Las viviendas que salen con un precio por encima del adecuado, se terminan vendiendo por debajo de su precio. Con el fin de evitar una mala operación, conviene poner un precio de mercado.

Renunciar a una herencia

Comprarcasa recuerda que muchos herederos tienen dudas a la hora de recibir o no una herencia y en muchos casos deciden no hacer efectiva esta transmisión; por ejemplo, cuando la deuda que conlleva la herencia es superior a todos los bienes y derechos del fallecido, por lo que es más rentable para los herederos rechazarla o recibirla con lo que se conoce como a beneficio de inventario.

Esta decisión está en línea con la legalidad y, según los datos del INE, en 2020 se heredaron un 15,1% menos de viviendas que en 2019, pese al exceso de mortalidad provocado por la pandemia.