La Comunidad de Madrid enviará previsiblemente hoy el obligado informe medioambiental, el último trámite pendiente para la aprobación de Madrid Nuevo Norte (la antigua Operación Chamartín). Una vez llegue este informe, la alcaldesa Manuela Carmena tendría sólo cinco días hábiles antes de las elecciones del 26-M para aprobar el proyecto, algo complicado, según la propia alcaldesa.

En palabras de Carmena, va a ser resultar muy difícil aprobar esta operación en esta legislatura porque habría que hacer un pleno extraordinario y además una comisión de Desarrollo Urbano Sostenible. Ese pleno extraordinario debería dar lo que se conoce como aprobación provisional, un trámite que es definitivo y que solo requiere después de la ratificación del Ejecutivo regional ya en la próxima legislatura.

La Comunidad de Madrid, gobernada por el PP, contaba con un plazo máximo de cuatro meses para entregar este informe de impacto medioambiental al Ayuntamiento. En su momento surgieron dudas de si podría bloquear de manera consciente la operación de cara a las elecciones del próximo domingo 26 de mayo.

El proyecto definitivo contempla 10.500 viviendas, de las cuales alrededor de 2.100 serán protegidas. Madrid Nuevo Norte contempla la construcción de más de un millón de metros cuadrados de oficinas y actividades comerciales, junto a equipamientos y amplias zonas verdes. El proyecto incluye la reforma integral de la estación de Chamartín y el soterramiento de las vías.