Gtres

Gtres

Miles de familias tienen dificultades para llegar a fin mes y pagar todas sus facturas. Según un estudio de Cofidis, entidad especializada en crédito al consumo, en esa situación se encuentra uno de cada cinco españoles que gana menos de 1.500 euros mensuales. 

Según una encuesta que ha realizado la compañía, prácticamente la mitad de los gastos de los hogares se corresponde con la vivienda y la alimentación, con un desembolso medio de 444 euros y 374 euros al mes, respectivamente. Entre ambas partidas suponen 818 euros, un 48% del gasto mensual total.

El tercer gasto más destacado que asumen las economías domésticas son los relacionados con la educación (en el 60% de los hogares hay algún gasto de este tipo), con un coste de unos 150 euros al mes de promedio. Le siguen los suministros de la vivienda (luz, agua, gas…), con 137 euros mensuales de media; el transporte, con unos 113 euros, y el ocio diurno, con unos 109 euros. 

El siguiente concepto más destacado en el gasto de las familias es el pago de los servicios de telecomunicaciones, con una media de 83 euros al mes. En ropa y calzado, el gasto medio es de 77 euros, mientras que el gasto en cuidados del hogar o personales ronda los 67 mensuales y en compras o pagos relacionados con las aficiones (libros, música o deportes), los hogares españoles destinan de media 59 euros al mes. 

La vivienda, un gasto al alza

El pago de la vivienda, ya sea la hipoteca o el alquiler, es el principal gasto que asumen los hogares en España. Un gasto que ha ido creciendo en los últimos tiempos.

Según la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) del INE, cada familia en España destinó de media unos 9.621 euros a pagar la vivienda (ya sea la hipoteca o el alquiler) y las facturas de la luz, el agua, el gas y otros combustibles en 2020. La cifra supera en unos 180 euros a la que tuvieron que afrontar en el año previo al estallido de la crisis sanitaria y es la más alta de toda la serie histórica, que empezó hace ya 15 años. Este repunte contrasta con la caída generalizada del gasto medio de los hogares, que en 2020 se redujo en un 10,7% interanual.  

Respecto a 2006, el primer año de la serie, el gasto en la partida de vivienda y suministros del hogar se ha disparado un 27% o, lo que es lo mismo, en unos 2.100 euros. Además, también está en máximos el peso que supone este gasto en el total.

Las cifras del organismo de estadísticas sitúan el desembolso en vivienda y suministros en un 35,6% del presupuesto de las familias; es decir, que el hogar supone 35 de cada 100 euros del gasto anual. De nuevo, es la cifra más alta desde que arrancó la serie histórica hace tres lustros y supera en más de dos puntos el anterior récord registrado en 2013, cuando alcanzó el 33% del total.