Going Boundless

Going Boundless

Si eres de los que amas viajar y te dedicas gran parte de tu vida a hacerlo, ¿por qué no llevarte tu casa contigo? Algunas de las opciones más utilizadas son remolques o caravanas, pero también hay quienes escogen autobuses. La galería la protagoniza un bus escolar reconvertido en un hogar móvil.

La pareja Robbie y Priscilla han convertido un autobús escolar de 20 m2 en su propia residencia preparada para el viaje a través de un proceso de prueba y error mezclado con algo de frustración y un poco de suerte.

La transformación tardó un año y medio en completarse, con muchos obstáculos a lo largo del viaje. Por ejemplo, descubrir que las ventanas con fugas requerían un reemplazo completo o luego, una junta quemada mantuvo el proyecto parado durante varios meses. Pero, al final, todo valió la pena.

El autobús dispone de una cama ‘king size’ en la parte trasera que tiene capacidad para dos. Los techos con lengüeta, ranura de cedro y las paredes blancas crean un espacio acogedor. Además, cuenta con una cocina que es más grande que algunas de apartamentos tradicionales.

También dispone de un baño completo con ducha interior y dos duchas al aire libre que facilitan la limpieza después de las aventuras. El alojamiento ha sido diseñado para funcionar completamente desconectado de la red, ya que cuenta con seis paneles solares de 360 vatios y ocho baterías.

Going Boundless

Going Boundless

Going Boundless

Going Boundless

Going Boundless

Going Boundless

Going Boundless

Going Boundless

Going Boundless

Going Boundless