Desai China Architects

Desai China Architects

Si el verano es el momento de la playa y la costa, el invierno es la época del año en la que para muchos el lugar ideal para disfrutar es la montaña. En especial, a quienes les gusta disfrutar de los deportes de invierno. Por eso, cuando asoman los primeros copos de nieve, muchas personas aprovechan cualquier oportunidad para dejar las ciudades y marchar a estos parajes.

Y, para ello, nada mejor que contar con una bonita vivienda como la que os vamos a enseñar a continuación, ubicada en la pequeña localidad de Cornwall, de tan solo 1.500 habitantes y situada a los pies de la larga cordillera de los Apalaches.

El estudio radicado en Nueva York Desai Chia Architecture ha diseñado Ledge House, el nombre con el que se ha bautizado la vivienda. La construcción se ha levantado sobre una gran roca depositada en la ladera hace cientos de miles de años, huella del nacimiento de la cercana cordillera. Gracias a los grandes ventanales, desde el interior se puede disfrutar de unas fantásticas vistas del paisaje montañoso que la rodea.

Uno de los aspectos más destacados es el cedro carbonizado que envuelve todo el edificio, oscurecido mediante la técnica japonesa ‘shou sugi ba’n. De esta forma, se logra un acabado resistente a la putrefacción y a los insectos.

La casa posee 223 m2 y desde el exterior destaca, además del peculiar revestimiento, su techo a dos aguas construido en aluminio, que se inspira en la arquitectura tradicional de los graneros indígenas de la zona y el histórico puente cubierto en West Cornwall.

«Los clientes de Ledge House nos pidieron que diseñáramos una nueva casa que resonara con la historia del Valle de Connecticut, que incluyera una paleta de materiales que sea respetuosa con el medio ambiente y que trabajemos con el desafiante sitio en una gran repisa de roca. La roca es un compañero resistente de la casa y actúa como una musa para las vistas del bosque cuesta arriba», destaca el estudio de arquitectura. 

Para desarrollar este proyecto, fue necesario que, previamente, se eliminase una cabaña existente que había sido ampliada de manera infructuosa con el tiempo por un propietario anterior; gracias a esta operación. se pudo ahorrar en ciertos costes, ya que se pudieron reutilizar los cimientos existentes. Con ello, también fue posible reducir los desperdicios y potenciar su dimensión sostenible.

La sala, el comedor y la cocina forman el núcleo de un gran corredor que atraviesa la casa; el corredor se colocó estratégicamente para aprovechar las vistas al valle, las brisas de ventilación cruzada cuesta arriba y una roca existente que se convierte en un compañero accidentado de la casa y las vistas del paisaje.

Los acabados interiores son amplios y luminosos. Una suite de dormitorio principal se encuentra en un extremo de la casa; dos dormitorios de invitados están en el otro extremo. El núcleo de la sala de estar entre ellos permite a los propietarios y sus invitados fusionarse y socializar juntos en un área abierta y abuhardillada que se conecta a través de la repisa a una terraza del bosque y una terraza que se asoma sobre el valle.

Destacan los ventanales y los techos altos

Salón / Desai China Architects

Está en plena naturaleza

Alrededores / Desai China Architects

Con terraza para disfrutar de las vistas

Dormitorio / Desai China Architects

Grande y con mucha luz natural

Baño / Desai China Architects

Está en plena cordillera de los Apalaches

Paisaje / Desai China Architects

Diseñada por un estudio de Nueva York

Exterior / Desai China Architects

Una decoración muy cuidada

Interior / Desai China Architects