FilMic

FilMic

Es muy posible que jamás ruedes una película de cine, pero seguro que usas la cámara del móvil para grabar escenas familiares o para hacer una visita virtual de la vivienda que tienes a la venta. Los vídeos inmobiliarios son cada vez más populares en el mercado, pero no siempre la calidad acompaña. Si no dispones del presupuesto necesario para contar con un profesional del vídeo, la app Filmic Pro te ayudará a darle un acabado ‘al estilo Hollywood’ a tu casa.

Dos veces ganadora de la ‘IOS Video Camera App of the Year’, es la aplicación de vídeo para profesionales más utilizada, desde vídeos virales para Bentley Motors a ‘Tangerine’, película independiente distribuida por Magnolia Pictures que ha recibido 23 premios y que estuvo a solo un paso de colarse entre las nominadas para los Oscar de 2015. Está disponible para los dispositivos móviles de Apple (9,99€) y Android (10,99€).

Pero, ¿qué hace tan especial a Filmic Pro que la usan hasta los profesionales de la meca del cine? Sobre todo su intuitivo interfaz de usuario, que permite controlar todas las variables que afectan a la calidad de la imagen.

Con esta app puedes medir la exposición y enfocar en puntos distintos, seleccionar la temperatura de color y el tinte para las tomas o fijar la exposición de forma manual. También permite hacer transiciones de foco entre distintos puntos del plano, e Incluso fijar el tiempo para realizar dicha transición. Y, además, dispone de un ‘zoom’ con velocidad controlada.

FilMic

FilMic

Otra de las características que suele resultar muy útil a la hora de hacer visitas virtuales de propiedades inmobiliarias –y también, como no, al gravar los vídeos de las vacaciones familiares– es su potente estabilizador de imagen, que minimiza las vibraciones típicas que se producen, por ejemplo, al andar.

Para iluminar estancias oscuras o en penumbra, puedes fijar el flash de la cámara de tu ‘smartphone’ y controlar su intensidad según las necesidades del momento. Ofrece multitud de formatos y distintas resoluciones, amplio abanico que va desde el tamaño para web hasta el 4K a través de cámaras como la del iPhone 7. Es posible variar la velocidad de fotogramas a nuestro antojo, permitiéndonos grabar a cámara lenta y a cámara rápida.

En cuanto al sonido, cuenta con un vúmetro para controlar la entrada de la señal de audio y añade la posibilidad de conectar un micro externo, así como de seleccionar el que más te conviene entre los micros de tu móvil. Es decir, puedes indicarle que tome la señal del micro de detrás, del de delante o del de lado.

Además, dispone de la opción de dejar la aplicación preajustada a nuestro gusto, o bien guardar los ajustes para distintas situaciones. Eso sí, la única pega de Filmic Pro es que no es apta para terminales poco potentes