Edificio del Tribunal Superior de Justicia de la C.Valenciana / Wikimedia commons

Edificio del Tribunal Superior de Justicia de la C.Valenciana / Wikimedia commons

El Tribunal Superior de Justicia de Valencia ha declarado recientemente que el heredero puede compensar en el IRPF las pérdidas patrimoniales que generó el fallecido en los cuatro años anteriores a fallecer. De este modo, este tribunal lleva la contraria a la Agencia Tributaria, que niega esta compensación de pérdidas. En el caso enjuiciado, la contribuyente vendió en 2015 unas acciones por las que obtuvo una ganancia patrimonial y quiso compensar en el IRPF la pérdida patrimonial que su madre fallecida arrastraba desde 2012.

Así, solicitó la rectificación de su autoliquidación del IRPF de 2015 para incluir la compensación de las pérdidas, pero la Agencia Tributaria lo denegó.  

Sin embargo, el TSJ de Valencia en una sentencia del pasado 20 de enero de 2021 se muestra a favor de que el heredero pueda compensar las pérdidas patrimoniales que generó el causante, al considerar que la herencia comprende todos los bienes, derechos y obligaciones de una persona que no se extingan por su muerte, tal y como establece el Código Civil. En concreto, se remite a los artículos 659, 661 y 989 del Código Civil. Dispone el primero de estos preceptos que “La herencia comprende todos los bienes, derechos y obligaciones de una persona que no se extingan por su muerte.” Por su parte, el artículo 661 prevé que “Los herederos suceden al difunto por el hecho solo de su muerte en todos sus derechos y obligaciones.” Por último, el artículo 989 del Código Civil establece que “Los efectos de la aceptación y de la repudiación se retrotraen siempre al momento de la muerte de la persona a quien se hereda.”

José María Salcedo socio del despacho Ático Jurídico, afirma que la sentencia del TSJ de Valencia recuerda que la herencia comprende todos los bienes, derechos y obligaciones del causante. Y que se entiende adquirida desde la fecha de su fallecimiento. Así, el TSJ concluye que “el derecho a compensar será transmisible «mortis causa» conforme a las reglas generales del derecho común, que establecen la sucesión tanto en los derechos como en las obligaciones que no se extingan por la muerte (los citados arts. 659 y 661 del Código civil), siendo los sucesores del causante sujetos pasivos, a todos los efectos, tanto de las obligaciones tributarias como de los derechos de igual naturaleza, subrogándose en la misma situación jurídica que ocupaba dicho causante ( artículo 661 Código Civil y art. 39 de la Ley General Tributaria).”

En definitiva, el TSJ de Valencia concluye que la contribuyente, igual que tuvo que tributar en el IRPF por las ganancias obtenidas con las ventas de las acciones, también puede compensar las pérdidas patrimoniales de esas acciones, pues sucede a su madre en sus derechos y obligaciones. Y la compensación de las pérdidas patrimoniales en el IRPF es un derecho tributario que le asiste en este caso al heredero.

Esta sentencia lleva la contraria a Hacienda

En opinión del socio de Ático Jurídico, se trata de una sentencia muy novedosa y que lleva la contraria a Hacienda, que estima que las pérdidas patrimoniales de la madre no son susceptibles de heredarse. Es decir, estima que sólo puede compensar las pérdidas patrimoniales en el IRPF el propio fallecido, no los herederos y basa su criterio en el artículo 11.5 de la Ley del IRPF, que señala que “Las ganancias y pérdidas patrimoniales se considerarán obtenidas por los contribuyentes que, según lo previsto en el artículo 7 de la Ley 19/1991, de 6 de junio, del Impuesto sobre el Patrimonio, sean titulares de los bienes, derechos y demás elementos patrimoniales de que provengan…”.

Además, la Agencia Tributaria sostiene que, según lo dispuesto en el artículo 39.1 de la Ley General Tributaria, los herederos sólo heredan las obligaciones tributarias, no los derechos tributarios, como es el caso de la compensación de las pérdidas patrimoniales en el IRPF.

Cómo impacta esta sentencia en los contribuyentes

José María Salcedo señala que se trata de una sentencia con un criterio muy novedoso y que abre la puerta a que los herederos puedan compensar en su IRPF las pérdidas generadas por el fallecido. “Es muy probable que Hacienda ignore la interpretación del TSJ valenciano. Pero la sentencia proporciona argumentos que pueden oponerse a la negativa de Hacienda, amén de constituir un precedente judicial que puede ser invocado ante otros Tribunales de Justicia”, sostiene el abogado de Ático Jurídico.

Con esta sentencia los contribuyentes podrán incluir en su declaración de IRPF la compensación de pérdidas, mediante una rectificación de su autoliquidación y también podrán pedir la devolución de ingresos indebidos. Así, los contribuyentes podrán reducir la carga fiscal asociada a la obtención de una ganancia patrimonial, concluye Salcedo.