Sailko (CC BY-SA 3.0)/wikimedia

Sailko (CC BY-SA 3.0)/wikimedia

Santa Fiora en Monte Amiata es una pequeña localidad de apenas 2.800 habitantes en el interior de la Toscana italiana, en la provincia de Grosseto. Podría ser perfectamente uno de los pueblos más bellos del país, rodeado de bosques y viñedos, el típico lugar para escapar de la gran ciudad y aislarse del estrés urbano. Sin embargo, en esta ocasión es noticia por intentar atraer población mediante las nuevas tecnologías y aprovechando algunos de los efectos de la pandemia del coronavirus, como el aumento del teletrabajo, y la búsqueda de cierto aislamiento social con más espacio al aire libre en casa, que no se puede conseguir en las grandes ciudades.

Su alcalde se ha lanzado a montar una campaña ‘Smart Working Village’ para atraer a los teletrabajadores ofreciendo banda ancha de conexión a Internet de última generación y un 50% de descuento en el alquiler de la casa en la que vaya a vivir durante los primeros seis meses de estancia. Santa Fiora quiere ser el primer pueblo del país para trabajadores en remoto.

“El estallido de la pandemia ha sido un acelerador de esta iniciativa que ya teníamos planteada desde febrero de 2019. Nuestro objetico era enfocarnos en que llegase la mejor banda ancha a Santa Fiora para atraer a los teletrabajadores”, destaca su alcalde Federico Balocchi a idealista/news Italia. “Pero lo que un principio proyectamos como un plan de desarrollo a 10 años, con la pandemia nos dimos cuenta de que era posible hacerlo realidad en 10 días».

El municipio ya espera a sus primeros tres nuevos vecinos procedente de esta iniciativa. “Además de estos primeros teletrabajadores, sé que muchas agencias inmobiliarias y particulares están recibiendo contactos para alquilar viviendas en el pueblo”, destaca el dirigente.

La oferta de Smart Working Village de Santa Fiora ofrece cubrir el 50% del precio alquiler que pague el teletrabajador, hasta un máximo de 200 euros, por un período máximo de 6 meses. Las solicitudes deben enviarse por correo electrónico certificado al Ayuntamiento antes del 31 de diciembre de 2020, aunque seguro que podremos ampliar el plazo de presentación de solicitudes, aclara el regidor.

El alcalde Balocchi agrega además que «no hay problema de presupuesto, si los fondos no son suficientes para satisfacer todas las solicitudes, asignaremos más dinero porque para nosotros el proyecto de convertir Santa Fiora en una aldea para el trabajo a distancia es estratégico”.

Además, cree que puede atraer a familias que ahora pueden teletrabajar desde casa. “Ofrecemos un entorno completamente natural para las familias, y además el jardín de infancia es estatal y por lo tanto gratuito. Y Cuentan con todos los niveles de educación hasta el bachillerato. “Hay que dar algo más para que las familias vengan”, subraya el alcalde de Santa Fiora

“La calidad de vida que puede ofrecer un pueblo como el nuestro es incomparable, al igual que los costes. En nuestro municipio, pagar 800 euros por metro cuadrado son suficientes para comprar una casa con jardín con el mismo dinero que necesitas para comprar un piso en la ciudad”, concreta Federico Balocchi.