Las Tres Xemeneies de Sant Adrià / Wikimedia commons

Las Tres Xemeneies de Sant Adrià / Wikimedia commons

El proceso de remodelación de la zona de las ‘Tres Xemeneies‘, la vieja central térmica de Sant Adrià de Besòs (Barcelona) está avanzando y el departamento de Territorio de la Generalitat ha sacado a la luz el primer borrador del Plan Director Urbanístico donde se prevé construir 1.719 pisos en edificios de hasta 15 plantas, hoteles,comercios y oficinas. Según el documento, se construirán casi 330.000 m2, cuyo 47% será de uso residencial y el 53% económico.

Cerca de un 20% del terreno donde se encuentra la central nuclear inactiva, que abarca desde la desembocadura del Besòs hasta el barrio de la Mora de Badalona, tiene aprovechamiento urbanístico. Eso es unos 57.200 m2 edificables, frente a los más de 300.000 que incluye el plan, así lo aseguró la plataforma de Conservación de las Tres Xemeneies y el alcalde de Sant Adrià, Joan Callau.

Entre las viviendas que se pretende levantar, habrá pisos de protección oficial, según recoge el borrador, sin fijar un porcentaje. En el mismo, los edificios residenciales estarán en la parte superior del sector a desarrollar, tocando con las vías del tren. En el mapa figuran cuatro edificios mixtos entre residencial y comercial. En todos los casos se prevén construcción de estructura horizontal de tres plantas para las oficinas y las tiendas. Encima irán torres de entre ocho y trece plantas destinadas a vivienda o uso hotelero.

Este primer esbozo del Plan Director Urbanístico (PDU) plantea un gran edificio de 19.000 m2 que será el único dentro del término municipal de Badalona y sería para uso comercial, lo que podría ser un centro comercial. Habrá también áreas de equipamientos y el resto del suelo serán zonas verdes, unos 125.000 m2.

El planeamiento de las 28 hectáreas que rodean la antigua central lo está tramitando la Generalitat. El terreno es propiedad del Consejo Comarcal y Sant Adrià (30,8%), el Banco Santander (26,7%) y Endesa (42,4%).

Anteriormente a este planeamiento, hubo dos intentos más: uno en 2010 y otro redactado en 2016. El documento de objetivos, tal y como lo explicó la plataforma, especifica que los condicionantes del plan son mejorar la permeabilidad del ámbito, el desvío del colector, la recuperación y estabilización de la playa, la prolongación del tranvía, la construcción de un paseo marítimo y la integración de la subestación eléctrica, que todavía está en funcionamiento entre las Tres Chimeneas y las vías.

La plataforma, por su parte, cree que el índice de edificabilidad es desmesurado y lo compara con el del Eixample, “donde el ratio es de un 4%” y el de las Tres Xemeneies es de 5,7%.

Si el plan se desarrolla, según lo que indica este primer borrador, la población crecería un 12%, ganando 4.300 habitantes más, lo que la presión demográfica “exigirá centros públicos y servicios básicos”, añade la entidad.