Edvina Bruzas

Edvina Bruzas

En medio de frondosos bosques y campos ondulados que rodean el lago Fritton, en el condado de Norfolk (Inglaterra) encontramos un club de vacaciones ecoturístico que ha hecho de la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente su seña de identidad. “Fritton Lake, hogar de un lago de dos millas de largo, hermosa vida silvestre y lujosos refugios en cabañas, es un club de vacaciones administrado por una familia en el corazón de un proyecto pionero de reconstrucción de miles de hectáreas”, describen los propietarios en su página web.   

Una de las últimas medidas que han tomado sus propietarios para reforzar este carácter amigable con el medio ambiente ha sido introducir dos modelos de casas prefabricadas diseñadas por el estudio Koto: las cabañas Ki en el bosque, que brindan vistas al lago, y las cabañas Miru, que se vuelven hacia prados llenos de flores silvestres.

Para formar parte de este club de vacaciones, existen dos opciones. La primera es la compra de algunas de las cabañas que se ofrecen; la segunda, menos común, es el alquiler. Quienes opten por cualquiera de las dos modalidades se encontrarán con una cabaña completamente amueblada con todas las comodidades y que, en el caso de la compra, podrán instalar en la parcela que más le guste. “Independientemente de cómo le gusten sus vacaciones, tenemos el alojamiento a su medida. Koto de diseño y cabañas tradicionales en el bosque escondidas en un bosque aislado, habitaciones de hotel boutique en la casa club o cabañas agrícolas tradicionales”, señalan al respecto.

En el caso de la cabaña Miru (traducido del japonés como vista), se trata de una cabaña que se puede adaptar con facilidad al cambio de estaciones; en los meses de verano, las ventanas y puertas se abren y la vida cotidiana se derrama en la naturaleza circundante. En los meses más fríos, debido a la excepcional capacidad de ecoeficiencia del edificio, se garantiza aislar el interior del frío. Las variaciones de 2 y 3 dormitorios ofrecen un alojamiento espacioso y cada dormitorio se adapta cómodamente a una cama doble. Los 2 baños, uno en suite para el dormitorio principal, ambos tienen la opción de facilitar una gran bañera o ducha independiente.

Por su parte, la cabaña Ki (que en japonés significa árbol) ha sido diseñada con sensibilidad con una fachada abierta, enmarcando impresionantes vistas del lago. Podría decirse que el área más impresionante de la cabina es el espacio de sala de estar, comedor y cocina de planta abierta. Las áreas llenas de luz irradian calma y serenidad, lo que permite que los paisajes de la naturaleza ocupen un lugar central, espacios sociables e inspiradores. Los gabinetes y guardarropas hechos a medida ofrecen una excelente disposición para el almacenamiento en todas partes.

En ambos casos, su diseño tiene como uno de sus principales objetivos favorecer la eficiencia energética. Para ello, están equipadas con aislamiento de alto rendimiento y pueden equiparse con sistemas de energía renovable como paneles solares y estufas de biomasa.

Se encuentran en los alrededores del lago Fritton, en el condado de Norfolk

Dormitorio / Edvina Bruzas

Son prefabricadas y sostenibles

Salón / Edvina Bruzas

Grandes ventanales para aprovechar la luz natural

Comedor / Edvina Bruzas

Un diseño que no rompe el entorno

Exterior / Edvina Bruzas

Un paraje natural

Entorno / Edvina Bruzas

Un gran espacio abierto

Interior / Edvina Bruzas

La cabaña está rodeada de árboles

Lateral / Edvina Bruzas

Conecta el interior con el exterior

Escaleras / Edvina Bruzas

Es un proyecto administrado por una familia

Salón / Edvina Bruzas

Pequeño, pero práctico

Baño / Edvina Bruzas

Moderna y funcional

Cocina / Edvina Bruzas