Unsplash

Unsplash

Elegir entre toldo o pérgola puede dar lugar a discusiones interminables. Lo cierto es que ambas son soluciones ideales cuando de lo que se trata es de protegerse del sol en verano, tanto en terrazas como en porches.

Es cierto que a veces la elección puede depender más de gustos que de razones objetivas. Pero, en cualquier caso, siempre es importante tener en cuenta algunos aspectos esenciales para acertar con la elección. ¿Quieres saber cuáles son?

Cuestión de resistencia

Son más estables y caras

Las pérgolas permiten cerramiento / pxhere.com

La pérgola lleva una estructura fija anclada al suelo, mientras que el toldo simplemente va sujeto a la pared o al techo. Esta diferencia es importante porque en zonas más expuestas a viento, la pérgola es más estable y resistirá mejor, mientras que un golpe de viento puede dañar de forma irreparable el toldo.

¿Problemas de espacio?

El espacio no es un problema

La pérgola puede ser grande / Unsplash

En terrazas pequeñas no hay discusión, el toldo es lo más económico y lo más práctico. Pero cuando hablamos de superficies amplias todo puede cambiar. Es cierto que hoy en día los toldos articulados permiten cubrir muchos metros, pero lo cierto es que con las pérgolas prácticamente no hay limitaciones en lo que a dimensiones se refiere.

Pensando en la estética

Recogidos no ocupan espacio

El toldo respeta más la estética / Unsplash

La gran ventaja de los toldos es que no ocupan espacio ni alteran estéticamente la fachada cuando están recogidos, especialmente si son de cofre. Eso no ocurre con las pérgolas, aunque la lona se pueda recoger, la estructura siempre será visible.

Para unos meses o para todo el año

Los toldos son perfectos para un uso puntual en los meses de más calor. En cambio, si llevan cubierta de cristal, policarbonato o panel sándwich, las pérgolas permiten un cerramiento acristalado para aprovechar esa terraza o ese porche durante todo el año. Eso sí, el presupuesto en este último caso puede dispararse.

Grado de protección

Tapan el sol incluso cuando está bajo

Inclinación, factor a favor / Pixabay

Los toldos tienen un grado de inclinación que protegen el espacio no solo cuando el sol está en lo más alto, también en momentos en los que los que empieza a bajar. En el caso de las pérgolas, no es así y es necesario poner complementos como cortinas o toldos verticales. Por ello, la orientación de la terraza o porche es un elemento que se debe tener en cuenta a la hora de elegir.

En cambio, las pérgolas, en concreto las bioclimáticas, permiten mejorar el confort térmico en el espacio que protegen gracias a sus lamas orientables, algo que con los toldos es más difícil de conseguir.

Presupuesto

Independientemente de todo lo anterior, este es un factor importante a la hora de elegir entre toldo y pérgola. En líneas generales, las pérgolas son más caras, sobre todo aquellas que son bioclimáticas o que llevan cubierta de cristal o policarbonato y, además, son móviles.

En lo que a los toldos se refiere, el abanico de precios es muy amplio, aunque según su estructura y la lona puede elevarse de manera significativa.

Aspectos comunes

Si todas las cuestiones anteriores pueden marcar la diferencia entre toldo o pérgola, también hay otras en las que no hay distinción. Una de ellas es la necesidad de contar con autorización de la comunidad en caso de edificios residenciales y de seguir la estética de los que ya haya instalado.

Otro aspecto común es que tanto toldos como pérgolas se pueden automatizar para que su apertura y cierre sea mucho más cómodo. Y, en el caso de las lonas, lo aconsejable es siempre optar por textiles de calidad y con protección frente a los rayos UV, al fin y al cabo, se trata de disfrutar sin que el sol cause problemas.

¿Cuál es entonces la mejor elección? Ya has visto que depende de muchos aspectos. Si buscas resistencia y durabilidad, si el espacio es grande o si quieres aprovechar la terraza o el porche todo el año, la pérgola es perfecta. En caso de que solo vayas a usarlos unos meses, no quieras que la estética de tu casa se vea afectada o busques algo económico, un toldo será una buena elección. Ahora solo te queda elegir a ti.