Fuente: Google

Fuente: Google

El inmobiliario sigue con ritmo frenético en España. Telefónica está a punto de cerrar la que será una de las operaciones del año, ya que ha puesto en el mercado, con una subasta de por medio, su edificio histórico ubicado en la Plaza Catalunya de Barcelona. Su precio, según fuentes del sector consultadas por idealista/news, partirá de los 130 millones de euros.

El inmueble fue construido en 1928 y cuenta con una superficie total de 8.530 m2 distribuidos en once plantas. La multinacional ha decidido traspasar la propiedad, lo que supondría una de las operaciones del año en el segmento de oficinas.

El edificio está ocupado actualmente por Telefónica, que seguirá en el edificio tras la venta del edificio, lo que permitirá al gigante de la telefonía hacer caja sin necesidad de trasladar al personal ni abandonar el inmueble.

Actualmente, las tres plantas inferiores del edificio están ocupadas por Movistar Centre, una iniciativa de Telefónica concebida como espacio abierto al público, que incluyen una ‘flagship store’ de Movistar. El resto del edificio tiene uso de oficinas y, además, la operadora mantiene instalaciones técnicas en el sótano.

Los planes de la compañía pasan por firmar un contrato de alquiler con posibilidad de subarriendo de al menos dos años para las plantas inferiores y de cinco para el resto del inmueble. Ambos contratos con posibilidad de prórroga. Según los plazos iniciales previstos, Telefónica podría cerrar la venta del inmueble en este primer semestre del año.