La famosa compañía Tesla, conocida por los coches eléctricos, ahora da un paso más en el mundo de la eficiencia energética de las viviendas. El fundador de la firma, Elon Musk, ha anunciado que comenzará a vender tejas solares para ser instaladas en las viviendas a partir de 2018 en Estados Unidos y en otros países del mundo, como Reino Unido o Australia. 

“Esta tarde abrimos los pedidos de tejas solares de cristal de la amrca Tesla. Creo que va a ser magnífico. Más (noticias) dentro de 10 horas”, ha anunciado Musk en su cuenta de Twitter. También ha adelantado que las tejas serán de color negro, tanto lisas como con texturas. 

Serán unas tejas más ligeras y baratas que las tradicionales, además de que permitirá un ahorro en la factura de la electricidad. Este paso se produce después de que Tesla comprara SolarCity en 2016, una empresa dedicada a la generación de energía solar. 

Además de los automóviles y las tejas solares, Tesla vende un sistema doméstico de almacenamiento de energía eléctrica generada por paneles solares llamado Powerwall.