Vidrio

Botellas de vidrio

Pixabay

Nadie duda de que la apuesta por la ecología no es una moda, sino que es algo que ha venido para quedarse: gastar menos, ser más respetuosos con nuestro entorno, reciclar… Pero quizás sigas teniendo algunas dudas sobre cómo hacer que tu hogar sea más sostenible.

Y es que todos queremos ser sostenibles, pero a lo mejor no tenemos claro cómo: de acuerdo con un informe de Oracle, los españoles queremos ser ecológicos, pero no sabemos por dónde empezar. En este sentido, los datos del informe muestran que el 58% de los encuestados considera que combatir el cambio climático es importante, pero un 29% no saben lo que está causando sus emisiones de CO2.

La empresa de energía solar SolarMente nos da estos seis consejos para ser realmente sostenible:

1. La fórmula de las ‘R’

Seguramente te suele lo de las tres R (Reduce, Reutiliza y Recicla), pero, ¿tienes claro cómo llevarlo todo a la práctica? Y, ¿lo estás haciendo bien? La primera R, la de reducir, se puede conseguir comprando por ejemplo en supermercados que vendan a granel, o desechando el consumo de productos con plástico (en vez de gel de ducha, jabón, por ejemplo). También es importante evitar el desperdicio de alimentos y hacer recetas de aprovechamiento, algo que nuestras abuelas tenían muy interiorizado.

Sobre el reciclaje, más o menos lo tenemos interiorizado pero hay cosas que seguimos haciendo mal: por ejemplo, si usas servilleta de papel (suena vintage, pero tal vez se podría pasar a las de tela que esto también es reducir) no deben ir al contenedor azul, sino al de desechos orgánicos. Y ojo: que los vasos tampoco van al contenedor del vidrio sino que tienes que llevarlos al punto limpio. Los tarros de conservas sí van a ese contenedor, pero limpios y sin los cierres (que son metálicos). Ecoembes explica aquí cuáles son los errores que cometemos al reciclar.

2. Apuesta por el autoconsumo fotovoltaico

Instalar placas solares es más económico de lo que piensas: según SolarMente, este tipo de autoconsumo te permite ahorrar desde 300 a 1.200 euros anuales. Una cifra muy interesante en épocas de subida de la factura de la luz como la que estamos viviendo. 

3. Ahorra agua

Anque creas que no, es mejor cargar bien el lavavajillas (sin abusar) que fregar a mano, puesto que se gasta mucha más agua. Además, como nos recuerdan desde SolarMente, cierra el grifo cuando te estés lavando los dientes. También conviene seguir otras recomendaciones, como elegir atomizadores de agua que permiten reducir en un 50% el consumo. El agua de la ducha, hasta que salga caliente, puedes recogerla en un cubo y utilizarla o para tirar de la cadena o para fregar el suelo. Y elige bien las cisternas: si eliges una de doble descarga, puedes reducir el consumo diario hasta en 12 litros.

4. La bici al poder

Es cierto que hay algunas ciudades más apropiadas para la bici que otras (y Madrid no lo es), pero es un medio de transporte que evitará que tires del coche (y gastes dinero) y que además, te permitirá hacer ejercicio. Si el sitio al que vas está a unos 20 minutos, andar también es una opción.

5. Usa menos papel

Hay multitud de herramientas que te permiten compartir archivos. Y si usas papel, utilízalo por los dos lados.

6. Desenchufa siempre los cargadores

Un dispositivo electrónico en modo espera, inactivo o apagado que está enchufado consume electricidad y representa del 5% al 10% de su consumo de energía (y aproximadamente el 1% de las emisiones de carbono). Apaga los dispositivos cuando no estén en uso y además, desenchúfalos cuando estén apagados.