Secconda

Secconda

Ser propietario de una casa de lujo a un cuarto de su precio en el mercado. Parece un sueño, pero son simplemente números y una fórmula: la copropiedad. Secconda, fundada por Marta Bravo, Beatriz Gil y Jesús Bravo, es una ‘proptech’ que acaba de echar a andar y que ofrece ser copropietario de viviendas de lujo con uso y disfrute durante todo el año. Los emprendedores ya operan en España y República Dominicana, pero sus planes pasan por dar el salto a la costa francesa en los próximos meses.

Secconda empezó a operar a finales de julio. “Cuando viajábamos veíamos que muchas propiedades estaban desalojadas y que el propietario solo podía disfrutarlas durante un mes al año”, explica Marta Bravo, directora de desarrollo de negocio de Secconda en República Dominicana. “Se nos encendió la bombilla y pensamos en importar a España el modelo de copropiedad de lujo, facilitando el acceso a este tipo de activos a más personas y, más allá de la inversión, también ofrecer un uso y disfrute del inmueble”, explica.

El funcionamiento es simple: el copropietario puede comprar entre una y cuatro acciones del activo (que se suele dividir en 8 acciones). Esto es para que no pueda ser dueño de más del 50% de la casa. “Esto lo hacemos así para que haya un reparto equitativo del disfrute de la casa. Además, los días de disfrute van ligados a las acciones que tengas. Por ejemplo, si el copropietario  tiene una participación, podrá ir, más o menos, unos 40 días al año, mientras que si tiene dos acciones, podrá ir 80. Y así sucesivamente”, explica Beatriz Girl, directiva de Secconda.

Secconda cuenta con una cartera de inmuebles para invertir y, una vez cierra el acuerdo con los copropietarios, pasa a gestionar la casa. “Nos ocupamos de que todo esté en orden, de poner de acuerdo a todos los copropietarios cuando hay que decidir algo, que entre estancia y estancia haya un orden y una limpieza y, por supuesto, nos encargamos de la aplicación que les ayudará a los copropietarios a reservar su estancia en la casa”, dicen desde la empresa.

La compañía, que comercializa casas que van desde un millón de euros hasta ocho millones de euros, han cerrado ya numerosos acuerdos en República Dominicana y están a punto de sellar la que será su primera casa de copropietarios en España, ubicada en Marbella. “Poco a poco iremos sumando nuevos proyectos en España”, dicen.

No obstante, Secconda avisa de que no solo están enfocados en el comprador, sino también en el vendedor. “Estamos hablando ya con propietarios que quieren vender parte de su casa y dar entrada a copropietarios: esta es una forma de no desprenderte de tu activo pero de compartir, de alguna manera, gastos y mantenimiento”, puntualizan.

Secconda, además, también da al copropietario la posibilidad de cambiar su inversión en los primeros doce meses. “Sabemos que comprar una casa es una decisión difícil y no sabes si te gusta hasta que experimentas lo que es vivir en ella, por eso se le permite cambiar de propiedad una vez a otra con las acciones de un valor igual o superior”, concluyen.