La Macchina Studio

La Macchina Studio

La arquitectura puede ser solo una herramienta para procurarnos un cobijo. Una mera disciplina técnica con un carácter funcionalista. Sin embargo, existen arquitectos y diseñadores que se niegan a que la arquitectura sea solo esto (que, en realidad, no es poco), sino que trabajan día a día por generar arte y magia a través del diseño.

Esto es lo que ha hecho el estudio La Macchina Studio, que en un proyecto de renovación de una vieja vivienda de los años 50 en el distrito romano del Appio Latino. El resultado de haber dejado volar la imaginación salta a la vista: un diseño en el que la arquitectura se encuentra con el teatro, el material de construcción se fusiona con el arte de la ilustración y lo ficticio se convierte en realidad. Retroscena es su nombre.

El proyecto se basó en renovar, pero manteniendo algunos elementos originales, como los pisos de terrazo originales y agregando colores llamativos. La Macchina Studio los destapó y reclutó a artesanos locales para restaurarlos, mientras que el apartamento se transformó en un «escenario surrealista donde la realidad y la ficción coexisten en una escena cuasi teatral».

«Con Retroscena, queríamos realzar la naturaleza irreverente y surrealista de la historia arquitectónica», explican los fundadores del estudio Gianni Puri y Enrica Siracusa.

Las paredes y ciertos elementos se han pintado de blanco brillante, para crear un fondo neutro para los estallidos gráficos de color. Una puerta arqueada y un gabinete bajo de estilo de mediados de siglo en la sala de estar están pintados de un azul brillante a juego. Se puede tirar un par de cortinas de tela de color amarillo limón para separar la sala de estar del comedor de la cocina y proteger la puerta del balcón.

La puerta arqueada sobresale casi un metro de la pared, ocultando los muebles de cocina de la vista del pasillo. La madera lacada en azul marca la entrada al dormitorio. Un tapiz rojo colocado sobre el sofá marca otro toque de color primario.

Otra puerta colocada al ras de la pared se abre para revelar el baño de dos habitaciones. En la primera habitación, una bañera y una ducha están rodeadas por baldosas blancas de cerámica cuadradas, colocadas en lechada oscura para crear un mosaico de cuadros gráficos.

Una puerta de arco puntiagudo conduce a la segunda mitad del baño, donde un inodoro y un bidé se enfrentan a través de un lavabo, que está enmarcado por el arco. Las paredes esmaltadas en azul pavo real y un espejo de luz anular regulable sobre el lavabo se suman al estilo teatral del baño.

En el dormitorio, el suelo tiene una tonalidad rojiza, resultado de un tratamiento de microcemento rojo ladrillo. Una lámpara colgante de estilo orbe de baja altura y cortinas de terciopelo color melocotón crean una estética más suave.

El piso de cemento rosado también diferencia la entrada. Los armarios empotrados de color blanco en el pasillo ocultan una habitación oculta que se utiliza como estudio.

El amarillo y el azul, los colores más destacados

Cocina / La Macchina Studio

Brillos que captan la atención

Baño / La Macchina Studio

Formas y colores, protagonistas

Baño / La Macchina Studio

Los animales centran este loco diseño

Diseño / La Macchina Studio

Es una vivienda de los años 50 rehabilitada

Zona de estar / La Macchina Studio

Un proyecto del estudio La Macchina

Interior / La Macchina Studio

La Macchina Studio

La Macchina Studio

La casa se encuentra en Roma

Diseño / La Macchina Studio