Freepik

Freepik

El parque inmobiliario español tiene, de media, 45 años y se encuentra en la parte baja del ranking de eficiencia energética, con una valoración media de E, según un estudio realizado por idealista, el principal marketplace inmobiliario de España, Italia y Portugal, utilizando las certificaciones aportadas por sus anunciantes y los datos del Catastro.

Aún así, en las diferentes provincias españolas se advierten claras diferencias, posiblemente relacionadas con el desarrollismo y el impacto de la crisis de 2007 en cada una de ellas. Las provincias de Toledo y Guadalajara podrían ser consideradas ‘centenials’, ya que la fecha media de construcción de sus viviendas se sitúa después del año 2000 (2003 en Toledo y 2001 en Guadalajara), lo que no ha servido para mejorar su eficiencia energética (E en ambos casos).

10 provincias cuentan con parques inmobiliarios construidos, de media, en los años 90. En la mayoría de ellos, como en Almería, Segovia, Castellón, Huelva, Ciudad Real, Cuenca, La Rioja y Burgos la calificación energética es E, mientras que en Soria y Lugo mejora hasta la D.

La mayoría de las provincias (22) están compuestas por viviendas construidas en los años 80. Las más eficientes, con certificación D son Huesca, Cáceres y Badajoz. Las peores, con una calificación G son las dos provincias canarias: Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas. El resto tiene una calificación E: Ávila, Cádiz, Albacete, Alicante, Granada, Murcia, Sevilla, Málaga, Ourense, Pontevedra, Girona, Lleida, Tarragona, Salamanca, Valladolid y A Coruña.

Otras 15 provincias cuentan con parques construidos de media en los años 70. Aún así, las provincias de Palencia y Teruel comparten una calificación D, mientras que todas las demás bajan hasta la E: León, Navarra, Córdoba, Asturias, Álava, Cantabria, Zamora, Baleares, Valencia, Madrid, Vizcaya, Zaragoza y Guipúzcoa.

Barcelona es la única provincia con un parque construido de media en los años 60, y cuenta con una calificación energética E.

Capitales de provincia, de las más nuevas a las más veteranas

Barcelona es la ciudad con el parque inmobiliario más antiguo, ya que se construyó de media en 1945. Le siguen San Sebastián (1964), Madrid (1967) y Bilbao (1969), aunque en los cuatro casos la eficiencia alcanza la E.

En el lado opuesto, la ciudad con el parque más moderno es Ávila (calificación energética E), que fue construido en 1995. Le siguen Badajoz (D) y Burgos (D), de 1993, además de Albacete (E) y Huesca (D) de 1992.

!function(){«use strict»;window.addEventListener(«message»,(function(e){if(void 0!==e.data[«datawrapper-height»]){var t=document.querySelectorAll(«iframe»);for(var a in e.data[«datawrapper-height»])for(var r=0;r<t.length;r++)t[r].contentWindow===e.source&&(t[r].style.height=e.data["datawrapper-height"][a]+"px")}}))}();