Pixabay

Pixabay

Las transacciones de vivienda para el año que viene seguirán un buen recorrido, según los actores del sector, ahora bien, ello depende de diversos factores, como la incidencia sanitaria (que de momento sube), la inflación y el desabastecimiento de las materias primas, lo que puede establecer una subida de los precios en los inmuebles. Ante este escenario, ¿cómo será la inversión inmobiliaria en 2022?

España se caracteriza por su gran capacidad para atraer a nuevos inversores. Y aunque hubo un pequeño parón de ello en los primeros y más duros meses de la pandemia, luego la inversión ha crecido.

“Con la paulatina vuelta a la normalidad, el perfil extranjero está demostrando un creciente interés por las viviendas ubicadas en España. Ello también se traslada al incremento de inversores nacionales que han aprovechado la pandemia para ampliar sus ahorros y que ven en el sector inmobiliario un activo refugio en el que invertir”, reconocen desde el Consejo General de COAPI de España.

Previsiones de inversiones inmobiliarias en 2022

Desde la red inmobiliaria Comprarcasa, ven el escenario en clave positiva. “Invertir en inmobiliario sigue siendo un activo de interés y la principal inversión para muchos españoles. No solo hablamos de invertir en una primera vivienda, también en una segunda residencia o comprar con el objetivo de ganar dinero a través de una renta de alquiler”.

Comentan que el español ha sido siempre un mercado de propietarios. Por tanto, la pandemia y la situación de incertidumbre, incrementa, más si cabe, este interés por considerarlo una apuesta más segura y de menor riesgo. 

Por lo que, en el año que viene, “las inversiones van a continuar en nuestro sector porque, según los propios datos del Banco de España, el inmobiliario, con una rentabilidad anual del 7% aproximadamente, es un activo mucho más rentable que otras inversiones financieras. Bastante por encima de otros activos de inversión como los Bonos del Estado, con una rentabilidad en torno al 0,4%, o los depósitos bancarios, del 0,5%”.

Razones para invertir

Según Anna Puigdevall, directiva de FIABCI, “la crisis sanitaria y las medidas de confinamiento se han traducido en un incremento de las operaciones”. En este sentido, reconoce que hay otros factores que han propiciado esta situación como, por ejemplo, “la capacidad de ahorro de los inversores en los meses más duros de pandemia y la flexibilidad de las entidades bancarias en la concesión de préstamos hipotecarios”.

Pues los inversores han sabido aprovechar la crisis sanitaria para fortalecer sus economías y han sacado partido a los bajos tipos de interés concedidos especialmente en los créditos destinados a la compra de vivienda. En FIABCI aseguran que “tenemos unos precios muy contenidos, pero un número de operaciones muy bueno y, sin lugar a dudas, un mercado que despierta el interés de inversores internacionales”.

¿De dónde proceden los inversores que compran en España?

Toni Expósito, CEO de Comprarcasa, reconoce que los españoles con cierto nivel de ahorro que piensen en invertirlos se van a decantar en gran medida por el sector inmobiliario porque, además, las soluciones hipotecarias son realmente atractivas, por el bajo nivel el euríbor y los tipos de interés.

Mientras que un buen número de extranjeros buscará una inversión en viviendas de lujo, “que creemos que tendrán un crecimiento en torno al 7%, por las operaciones que se están manejando. En cuanto a procedencia, principalmente serán británicos, alemanes, franceses o marroquíes”.

Por su parte, desde la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Cataluña (AIC) apuntan que el sector está principalmente orientado a inversores del norte de Europa que quieren venir a España a disfrutar de nuestro clima y para permanecer durante largos periodos de tiempo. Y también destaca el creciente interés de los compradores latinoamericanos, especialmente argentinos y ecuatorianos.

¿Dónde se va a invertir más?

Expósito, de Comprarcasa, cree que los núcleos urbanos, su periferia, la costa mediterránea y las islas siguen siendo las ubicaciones reinas. Y esto también se nota en los precios, que son más altos por la mayor demanda.

A pesar de la extensión de teletrabajo, en zonas de la España Vaciada y estos núcleos más rurales “no hemos detectado una demanda más alta, por lo que no serán lugares a priori de gran interés para la inversión en inmobiliario”.

Comentan que los inversores, tanto profesionales como privados, son conscientes de que la ubicación de una casa rodeada de buenas comunicaciones, servicios, centros universitarios, empresas o zonas costeras incrementan el valor de una vivienda. Por tanto, son los lugares que más interesan a la hora de invertir en inmobiliario.

En AIC destacan el interés que despierta la zona del mediterráneo y augura un buen pronóstico afirmando que “actualmente hay un gran movimiento en el sector”. Y desde FIABCI  destacan el interés por las viviendas ubicadas en las grandes capitales como Madrid o Barcelona, donde la oferta cultural y de ocio, así como las oportunidades profesionales son un factor decisivo a la hora de elegir un destino para invertir. Y muestran un creciente interés por la zona del Mediterráneo, especialmente por las viviendas ubicadas en Baleares.