subasta inmueble

Cuando una persona se dispone a encontrar una nueva vivienda busca principalmente que se adapte a sus necesidades y que se ajuste a su presupuesto. Mientras que encontrar un inmueble que pueda responder a nuestras necesidades es algo relativamente fácil de conseguir, el terreno económico es más complicado, sobre todo en aquellos momentos en los que el precio de la vivienda sigue aumentando.

Por ello, las subastas inmobiliarias se han convertido en una de las mejores maneras de poder adquirir inmuebles a un precio por debajo del mercado. Una subasta judicial es consecuencia de un procedimiento en los que el demandante solicita a un juzgado que se cobre una deuda subastando sus bienes. Es posible subastar cualquier inmueble que esté hipotecado o embargado y vinculado a una deuda que se reclama por vía judicial, por lo que es una vía para adquirir un piso, un terreno, una oficina, una plaza de garaje o un local comercial, entre otros.

Requisitos para participar en una subasta de inmuebles

Para poder adquirir inmuebles en subastas se deben tener en cuenta una serie de consideraciones y requisitos. Para poder ser partícipe de una subasta inmobiliaria tendrás que entrar y registrarte en el portal público de la Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado.

Las pujas presenciales a mano alzada son cosa del pasado, por lo que en la actualidad todas ellas se desarrollan a través de internet. Es en el mencionado Portal de Subastas de la Agencia Estatal en la que se pueden consultar los inmuebles disponibles, así como pujar por ellos.

Para poder participar en las subastas de inmuebles tan solo se debe ser una persona física o jurídica, no existe ningún otro tipo de requisito. Es más, no puede tener ninguna limitación para ello.

Con solo darse de alta ya se tendrá acceso para poder ver todas las subastas que se encuentran en España. Desde el momento en el que estas son publicadas, existe un periodo de 20 días en el cual es posible pujar, además de poder ver si se han realizado otras pujas por un inmueble y cuál es la cuantía más elevada.

Exigencias económicas

Para poder iniciar una puja, se debe abonar el 5% del importe del precio de salida. Cuando concluya la subasta, si eres el mejor postor, se te será comunicado, contando con un plazo establecido para poder abonar la cantidad restante en el juzgado.

Por lo tanto, también tendrás que disponer de capacidad económica para abonar el precio final. En cualquier caso, esta cantidad se puede abonar en efectivo o bien mediante una hipoteca o préstamo.

Asimismo, se debe ser conocedor de que, si se te es adjudicada una vivienda en la subasta, se deben abonar los impuestos correspondientes. Esto implica tener que pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (que puede variar entre el 6 y el 10% según la comunidad autónoma); y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD) (0,5%). Asimismo, será necesario liquidar los honorarios del registrador y del notario.

Ventajas de adquirir inmuebles en subastas

Entre las principales ventajas que se pueden disfrutar a la hora de participar en una subasta de inmuebles se deben destacar las siguientes:

  • Ahorro en el precio final del inmueble: El precio final de un inmueble adquirido mediante una subasta puede ser entre un 30 y un 50% inferior, habiendo ocasiones en las que incluso el porcentaje es mayor. En todo caso, hay que estar atentos a la operación puesto que puede que en algunos casos no sea rentable. Hay que tener en cuenta que el valor que se considera es el de tasación a efectos de subasta que está recogido en la escritura de la hipoteca, y este puede ser un precio superior al de mercado del inmueble.
  • Menos trámites: Al contrario de lo que ocurre con otros métodos para poder adquirir un inmueble, en este caso no se necesita realizar la tasación de la vivienda, ya que ya habrá sido tasada por la entidad bancaria.
  • Financiación de compra: Si no cuentas con dinero en efectivo para poder llevar a cabo el abono del precio final en el plazo de 20 días, tienes la posibilidad de pedir un préstamo o hipoteca para el financiamiento de la operación.

Consejos para participar en subastas de inmuebles

Cada vez son más las personas que son conscientes de las ventajas de adquirir inmuebles en subastas, si bien no es sencillo adentrarse en este mundo y conseguir un inmueble. La razón es que hay muchos profesionales que pujan por las mejores oportunidades. En cualquier caso, para tener mayores opciones, es aconsejable tener en cuenta los siguientes consejos:

  • El primero de los consejos a tener en cuenta para participar en una subasta es una recomendación obvia. Se debe disponer de suficiente solvencia para participar en la misma. Debes saber que, más allá de hacer frente al pago de la fianza de la participación, si consigues ser el adjudicatario final, deberás abonar el resto del importe.
  • Por otro lado, es importante que conozcas bien el funcionamiento de las subastas judiciales. Esto implica tanto los pasos a seguir como el lenguaje que se emplea en ellas. De esta forma podrás afrontar los procedimientos correspondientes de la manera más oportuna.
  • De acuerdo con el punto anterior, también es necesario conocer previamente el expediente judicial, así como toda la información relacionada con el inmueble a subastar.
  • Es recomendable que, antes de iniciar una puja, se marque una estrategia previa basada en la cantidad económica que se posea. En este punto tanto el carácter como la experiencia de cada participante será clave para la toma de decisiones.
  • Por último, se recomienda no desilusionarse en el caso de que no se logre hacer con el inmueble deseado. Siempre es posible negociar con el adjudicatario o, en su defecto, buscar otra casa que se encuentre en subasta y que pueda encajar en tus necesidades y preferencias.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, estarás en disposición de adquirir inmuebles en subastas, a través de las cuales podrás llegar a conseguir grandes oportunidades.