A la hora de hacer la declaración de la Renta 2018 conviene revisar bien todas las casillas, sobre todo las relacionadas con el cambio en la situación personal, las rentas exentas o las deducciones estatales y autonómicas, entre otras. Te mostramos una calculadora que te ayuda a utilizar las casillas correctamente.

Rendimientos del trabajo

No sólo forman parte de este apartado los rendimientos netos como los del trabajo, del capital o de actividades económicas, sino también hay reducciones de la base imponible, como por ejemplo derivadas de las aportaciones a planes de pensiones (casilla 8).

Además, hay gastos deducibles, como las cotizaciones a la Seguridad Social (casilla 13), las cuotas a sindicatos (casilla 14) o colegios profesionales (casilla 15) o los gastos de defensa jurídica en caso de juicio con el empresario (casilla 16).

Rendimiento del capital inmobiliario

El contribuyente puede deducirse los gastos necesarios para la obtención de dichos rendimientos: Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), gastos de comunidad, gastos de conservación y reparación, primas de seguros del inmueble, intereses de préstamos hipotecarios o la amortización de la parte correspondiente a la construcción del inmueble. Los rendimientos del capital inmobiliario se declaran en las casillas 79 a 93.

Deducciones familiares

Estas deducciones están en las siguientes casillas: las casillas 611, 612 y 613 relativas a la deducción por maternidad y al incremento por gastos en guarderías, las casillas 623 y 624 en la deducción por descendientes con discapacidad a cargo; las casillas 636 y 637 en la deducción por ascendientes con discapacidad a cargo y, las casillas 645 y 646 en la deducción por cónyuge no separado legalmente con discapacidad; las casillas 660 y 661 en la deducción por familia numerosa y, por último las casillas 662 y 663 en la deducción por ascendiente, separado legalmente o sin vínculo matrimonial, con dos hijos sin derecho a percibir anualidades por alimentos.

Deducción por alquiler

Sólo podrán disfrutar de este beneficio fiscal aquellos contribuyentes que firmaran un contrato de arrendamiento antes del 1 de enero de 2015. Esta deducción aparece en las casillas que van de la 715 a la 721.

Deducción por vivienda habitual

Esta deducción se mantiene para aquellos contribuyentes que compraran casa o realizaron algún pago para su construcción antes del 1 de enero de 2013. La deducción es de hasta el 15% de las cantidades invertidas con un límite de 9.040 euros y aparecen en las casillas 698 (parte estatal) y 699 (parte autonómica).

Deducciones por donativos y aportaciones a partidos

Aquellas donaciones o donativos a fundaciones, asociaciones públicas, organizaciones no gubernamentales, federaciones deportivas o entidades de la Iglesia católica son deducibles y el importe se consigna en la casilla 723 del anexo A.2 de la Renta. Las aportaciones a los partidos políticos también dan derecho a una deducción del 20% de las cuotas de afiliación y se consignan en la casilla 725 del anexo A.2.

Deducción de los gastos de autónomos

Este grupo de contribuyentes pueden deducirse de algunos gastos por suministros correspondientes a la parte de la vivienda destinada a la actividad económica, así como los gastos de manutención. Las casillas van del 121 al 138.

Rentas vitalicias

Aquellas ganancias patrimoniales por la venta de inmuebles por parte de mayores de 65 años y que se destinen a constituir una renta vitalicia están exentas. La cantidad máxima total será de 240.000 euros y se incluye en las casillas que van de la 1237 a 1243.

Las deducciones en el tramo autonómico

En este apartado hay deducciones muy jugosas, como las ayudas fiscales en el alquiler, por gastos de escolaridad o por nacimientos de hijos en 2018. Las casillas relacionadas con las deducciones autonómicas están a partir de la 1039.

Descubre cuánto te puedes desgravar como inquilino por el alquiler en la Renta 2019