Gtres

Gtres

PSOE y Unidas Podemos han acordado llevar al Consejo de Ministros, en un plazo máximo de tres meses, la Ley de Vivienda que limitará los precios de alquiler en zonas tensionadas del mercado. Esta regulación del alquiler, junto con tres enmiendas de mejora en el funcionamiento del Ingreso Mínimo Vital (IMV), han permitido cerrar el acuerdo entre ambas formaciones en el Gobierno para los Presupuestos de 2021, que se aprueban en el último  Consejo de Ministros de octubre.

La futura Ley de Vivienda, que en estos momentos se encuentra en información pública previa a propuesta del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, se elaborará conjuntamente con la vicepresidencia segunda de Derechos Sociales y Agenda 2030 de Pablo Iglesias.

Según el acuerdo, la ley se llevará al Consejo de Ministros en un plazo máximo de tres meses y se presentará en el Congreso de los Diputados en un máximo de cuatro meses. La norma establecerá los precios máximos que se pueden aplicar en las zonas de mercados declaradas como tensionadas.

Para determinar dichas zonas se usará el índice de referencia de precios de alquiler, que presentó el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana el pasado junio.

La opinión de los expertos a la regulación del mercado del alquiler 

A raíz del este anuncio, los expertos han ofrecido su opinión. Desde idealista queremos manifestar que “nuestra apuesta sigue siendo por medidas que incentiven la aparición de más producto en el mercado, dejando de lado cualquier política coercitiva o punitiva. La situación vivida por el mercado del alquiler en nuestro país ha puesto de manifiesto la clara relación entre la oferta y la demanda. Ante un aumento del producto disponible (las viviendas en alquiler en ciudades como Madrid o Barcelona se han duplicado desde el mes de marzo) la tendencia alcista se revierte y los precios bajan, sin ninguna intervención pública”.

Para la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA) “esto no es una regulación, es una intervención del mercado en toda regla. Una medida puramente ideológica, como ya veníamos avisando, contraria al libre mercado de alquiler, donde los pequeños propietarios particulares, que son más del 90% del sector, se van a ver perjudicados y muchos de ellos preferirán cerrar sus viviendas al alquiler”, destaca su José Ramón Zurdo, director general de la compañía.

«El mercado del alquiler se está autorregulando ante eel aumento considerable de la oferta de viviendas que se están incorporando al mercado y la ralentización de la demanda. Hoy sabemos, sobre todo en el último trimestre del año, que los precios de los alquileres han caído entre un 10 y un 15% en comparación a los dos últimos años”, concreta el experto.

Justo antes de la llegada de la crisis del coronavirus, el Ejecutivo ya sopesaba aprobar esta medida, dentro de la negociación de los Presupuestos para 2019 entre las formaciones de Gobierno. Los expertos ya hicieron una dura crítica en su momento a la regulación del mercao de la vivienda en alquiler.