Comprar un pueblo o una isla suele estar relegado a unos pocos, pero esta ocasión es diferente. Si tienes 59.000 euros, puedes comprarte esta aldea abandonada de Lugo.

La propiedad dispone de una parcela de 20.500 m2 y 423 m2 construidos, distribuidos en dos casas de piedra para restaurar. Además, dispone de un pozo y un horno tradicional. Ser dueño de una aldea nunca ha estado tan cerca.