Google Maps

Google Maps

Podemos plantea la posibilidad de llevar a cabo expropiaciones a grandes tenedores de vivienda como solución a la crisis de vivienda en la que nos encontramos.

Según ha explicado Lorena Cabrerizo, candidata de Unidas Podemos IU Madrid a la Asamblea de la región, una alternativa sería la expropiación sin indemnización de hasta 200.000 pisos vacíos en manos de bancos y fondos de inversión. Sostiene que es una propuesta a analizar y que sería necesario pensar en un marco normativo que hiciera posible esta alternativa, aunque también ha admitido que deberían sentarse con los grandes tenedores para encontrar la mejor manera de solucionar el problema.

«Habría que sentarse a ver cuál es la mejor manera, lo que no puede seguir pasando es que con este problema de la vivienda tengamos casas vacías», ha asegurado Cabrerizo, qien ha recordado que se trata de una «medida posible con voluntad política» y que tiene un carácter ecologista, ya que evita la construcción de obra nueva no necesaria. 

No es la primera vez que el partido habla de expropiar viviendas vacías a los grandes tenedores. En su programa electoral para las elecciones generales del 28A ya incluían varias propuestas relacionadas con el mercado de la vivienda. 

En uno de ellos, la formación morada habla de «blindar en la Constitución el derecho a la vivienda como derecho fundamental y desarrollar legalmente las garantías de su efectividad, conforme al derecho internacional» y recordaba que en España hay 3,4 millones de casas vacías, según el último censo de viviendas publicado por el INE. También hace referencia a la lucha contra los fondos y la especulación en esta materia y de crear un censo público de viviendas vacías de bancos, fondos y empresas.

Además, en los debates previos a los comicios, Pilar Garrido, secretaria de políticas sociales de Podemos, habló de su intención de “crear un gran parque de alquiler público de precio asequible, incrementando en 50 000 viviendas al año, durante toda la legislatura, y evitar también la especulación con la vivienda vacía. Paralizaremos y revertiremos la privatización de viviendas públicas y la venta de suelo público”. 

En algunas ciudades como Barcelona ya se han puesto en marcha medidas similares. Por ejemplo, el Ayuntamiento liderado por Ada Colau multó en marzo a dos family offices por tener 24 pisos vacíos, imponiéndoles una multa de casi tres millones de euros. En ese mismo mes, el Consistorio madrileño inició el procedimiento para expropiar un edificio situado en el barrio de Lavapiés, aunque por un motivo diferente: el incumplimiento por parte de los propietarios del inmueble del deber de conservarlo y rehabilitarlo tras las graves deficiencias detectadas por el consistorio desde 2001.

>> Las medidas en vivienda de los candidatos a la alcaldía de Madrid