Madê Arquitetura

Madê Arquitetura

El sueño de tener una piscina en la terraza ya es fácil de que se cumpla. Acaba de lanzarse al mercado una piscina inteligente que te permite taparla cuando quieras de forma práctica y funcional. No hablamos de la tradicional cubierta de piscina, sino de una innovación que empieza a ganar adeptos en todo el mundo: una cubierta retráctil que permite ocultar la piscina de la terraza y utilizar el espacio para cualquier otro fin.

Piscinas inteligentes

La firma Madê Arquitetura surgió en 2019 en Brasil. Realizan diversos proyectos de arquitectura e interiorismo y creen que destacan en el mercado porque se ponen «en la piel de sus clientes, intentando asimilar todo lo que sueñan y desean».

Y con el objetivo de satisfacer las necesidades de dos clientes, que pidieron una decoración atrevida, crearon la cubierta de piscina retráctil: una solución que permite ocultar la piscina de la terraza y utilizar la cubierta como un espacio útil: «Para crear esta cubierta tuvimos que tener en cuenta muchos detalles. Los clientes tienen un bebé pequeño, gatos y perros, así que, además de un proyecto bonito y funcional, era importante aportar seguridad al espacio».

Madê Arquitetura

Madê Arquitetura

Tras la publicación del proyecto en las redes sociales, corrió como la pólvora: «Fue un gran éxito en Internet y tuvimos mucha demanda de clientes de todo Brasil y del extranjero. Mucha gente interesada en saber cómo funciona y si se puede hacer en sus jardines».

Cómo funciona la cubierta retráctil

La cubierta retráctil se asemeja a una puerta automática que funciona en horizontal. Utiliza un engranaje que le permite desplazarse cubriendo o abriendo la piscina de forma automática (mediante un mando a distancia) o, en las versiones más económicas, de forma manual.

Cuando está cerrado hay un margen de suspensión de las piezas que permite la circulación del aire, evitando así la humedad y el consiguiente desgaste del material.

Madê Arquitetura

Madê Arquitetura

Ventajas de una cubierta retráctil

 

  • Aprovechamiento del espacio: cuando la piscina está cubierta, la zona puede utilizarse como un espacio útil para colocar mesas y sillas.
  • Seguridad: para quienes tienen niños o mascotas, esta solución es perfecta para evitar que entren en el agua sin supervisión.
  • Evita la suciedad: una vez cerrada, evita la entrada de residuos como hojas y polvo.
  • Estética: a diferencia de las cubiertas de piscina tradicionales, la cubierta retráctil mantiene la armonía de la terraza. Puedes elegir varios tonos de madera o incluso césped artificial: la imaginación de cada uno es el límite.

Madê Arquitetura

Madê Arquitetura

Muchas soluciones de piscinas para un espacio pequeño

Si no necesitas una piscina escondida en la terraza, también hay soluciones móviles y en miniatura que se adaptan a los espacios pequeños.

  • Piscinas móviles

Es un concepto italiano que se adapta a espacios reducidos y su principal ventaja es la movilidad. Así es: una piscina elevada con paneles trenzados personalizables con un diseño elegante e innovador que puede trasladarse a otra vivienda o espacio. Una buena solución para que puedas cambiar el lugar de tu piscina según tus necesidades.

https://www.blueliving.pt/

https://www.blueliving.pt/

  • Mini piscinas

Cada vez son más las empresas que ofrecen soluciones en miniatura para que se pueda tener una piscina en la terraza.

A pesar de su pequeño tamaño, puedes elegir la forma y los acabados. También puedes optar por una piscina de cristal con un efecto llamativo que recuerde a un acuario, o ahorrar espacio y poner una piscina en la terraza con bancos para relajarse.

https://www.waterair.com/pt

https://www.waterair.com/pt

Ahora sólo tienes que elegir el tipo de piscina que mejor se adapte a tu terraza y el próximo verano podrás disfrutar de refrescantes chapuzones en familia o con amigos.