Equip Cambra Tusquets

Equip Cambra Tusquets

“Barcelona debe de ser una prioridad para la inversión inmobiliaria internacional”, explicó ayer Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial, en el marco de la presentación de los retos del sector inmobiliario según la candidatura de Carles Tusquets a la Cámara de Comercio de Barcelona. Junto a él forman equipo Ramón Riera, propietario de Eurofincas y presidente de la Fiabci en España y Europa, y Juan Velayos, ex consejero delegado de Neinor Homes.

El candidato a presidir la Cámara de Barcelona Carles Tusquets ha abogado por la «máxima participación» en las elecciones para que el ente tenga la fuerza necesaria para representar a los empresarios, emprendedores y autónomos frente a las administraciones.

El consejero delegado de Colonial ha expuesto que la Cámara de Barcelona debe dar la «máxima proyección» a los empresarios y ha instado a trabajar por un entorno que piense en clave económica y global. “La Cámara juega un rol muy importante en intentar proyectar Barcelona como referente en el mercado internacional», ha dicho Viñolas.

Riera ha opinado que la Cámara debe servir no solo como herramienta de asesoramiento a las compañías sino también para apoyar y ayudar. También ha considerado que, si resultan ganadores, presionarán para que los empresarios sean escuchados en la elaboración de leyes por parte de las administraciones, tanto en el Parlament como en el Congreso.

La candidatura inmobiliaria de Tusquets a la Cambra apuesta por la estabilidad para el crecimiento del sector inmobiliario y facilitar el acceso a la vivienda en Barcelona y su área metropolitana.

En este sentido los miembros inmobiliarios de la candidatura impulsarán una serie de medidas clave especialmente enfocadas como son recuperar el interés de los inversores inmobiliarios internacionales; fomentar la digitalización y profesionalización del sector inmobiliario; representar el sector inmobiliario privado ante la administración; identificar y destrabar suelo disponible por parte de la Administración y privado para sacarlo al mercado; y agilizar los trámites burocráticos mediante mecanismos y objetivos despolitizados, entre otras.

La candidatura reúne a un grupo transversal de profesionales formado por emprendedores, directivos y autónomos de todos los sectores de la economía y el comercio de Catalunya, voces de mucho prestigio que representan a todo el panorama empresarial catalán. Además de las empresas inmobiliarias presentes, en la candidatura de Carlos Tusquets figuran compañías del tamaño de Autocares Julià, la Editorial Vicens Vives, Roca, Seat, Telefónica o Unión Suiza, entre otras.

En este sentido, la candidatura que encabeza Carlos Tusquets aboga por “una apuesta por la renovación y la transición generacional de una de las instituciones de referencia del tejido empresarial catalán”. Su propuesta defiende la implantación de un modelo de gestión inclusivo, tanto en términos de género como de distintas culturas y generaciones.

Más allá de la integración de los jóvenes, la diversidad cultural y el talento femenino como eje de la renovación de la institución, la candidatura hace una apuesta decidida por las empresas que fomentan la integración de personas con capacidades diversas como parte fundamental de la sostenibilidad social.