OnlyFans

OnlyFans

Las redes sociales como Instagram o TikTok salvaron a muchos del aburrimiento durante el confinamiento, pero hubo otras plataformas que despuntaron en ese periodo y consiguieron crecer exponencialmente. Es el caso de OnlyFans, red social de suscripción en la que, mayoritariamente, personajes famosos comparten contenido exclusivo, que consiguió sumar cada día medio millón nuevo de usuarios y que cerrará 2020 con una facturación de 2.000 millones de dólares.

Las cifras concretas las facilita Bloomberg: la comunidad de usuario de OnlyFans está pagando 200 millones de dólares mensuales a los creadores de los canales, así que como la red se queda un 20% de esos pagos todo indica que terminará ingresando más de 400 millones de dólares este 2020 a partir de 2.000 millones de dólares en ventas totales.

Entre los ejemplos de personas que comparten contenido en esta red social están actrices como Bella Thorne, que llegó a ganar un millón de dólares en un día gracias a su canal de OnlyFans, o la rapera Cardi B, que compartió un vídeo casual del rodaje de su último videoclip, que generó más de 1.000 dólares en propinas.

Tim Stokely, el CEO de OnlyFans, defiende que la baza del servicio es que los creadores dejan atrás los perfiles «maquillados» que pueden mostrar en Instagram o Twitter y muestran su faceta más real, acercando un mayor nivel de intimidad con los usuarios.

Ahora OnlyFans quiere seguir creciendo y alejarse aún más de esa imagen de servicio para canales de contenido adulto. Su objetivo: convertirse en un servicio mundialmente conocido más como YouTube o Twitch, desde el que actores, gamers y otras celebridades puedan ofrecer contenidos. El próximo paso para su CEO es la creación de OFTV (Only Fans TV), que ofrecerá contenidos exclusivos de la mano de creadores populares de OnlyFans.