Gtres

Gtres

Las previsiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) son un jarro de agua fría para España. Y es que la institución de los países ricos afirma que será la segunda economía desarrollada que más años necesitará para recuperarse del impacto de la crisis del covid-19. Tan solo Islandia tardará más tiempo en volver al nivel de PIB per cápita previo a la pandemia.

Según las proyecciones del ‘think tank’ de los países ricos, España necesitará más de tres años para volver al nivel de riqueza por habitante que registraba en el cuarto trimestre de 2019, por lo que no recuperaría lo perdido durante la crisis hasta 2023. Un pronóstico que está en línea con el que maneja el Banco de España y que sin embargo es más pesimista que el del Gobierno, que actualmente estima que el PIB volverá a niveles precoronavirus a finales del año que viene. 

Los números que maneja la OCDE sitúan a Islandia como la única economía avanzada del mundo que tardará más que España en regresar al nivel de PIB per cápita del final de 2019, con una estimación algo por debajo de los cuatro años.

Por el contrario, la OCDE afirma que China y Turquía ya recuperaron el nivel precovid, mientras que Lituania sería la primera economía avanzada en haber vuelto a la posición registrada a finales de 2019.

Asimismo, la organización calcula que Irlanda, Corea del Sur, Rusia o EEUU están regresando ahora al nivel del cuarto trimestre de 2019, mientras que confía en que Alemania lo conseguirá a finales de año y otros países de la zona euro como Francia, Italia o Portugal a lo largo de 2022.

En general, al incluir la situación de las economías emergentes, Argentina será el país que más tiempo tardará en salir de la crisis, con más de cinco años de esfuerzo, seguido de Sudáfrica, que necesitará unos cinco años, así como de Arabia Saudí y México, que requerirá de algo menos de cuatro años.

A la cabeza del rebote económico

No obstante, las últimas previsiones de la OCDE sitúan a España a la cabeza de las economías avanzadas en lo que respecta a crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) tanto en 2021 como en 2022. En concreto, pronostica que el PIB crecería un 5,9% en 2021 y un 6,3% en 2021; unos números muy similares a los que esperan otros organismos como la Comisión Europea o el Fondo Monetario Internacional (FMI). 

«La incertidumbre reducida llevará a una caída acusada del ahorro por precaución y apoyará el consumo privado. Se espera que la inversión se recupere de forma significativa en el segundo semestre de 2021 a medida que mejoran las expectativas y los fondos europeos proporcionan apoyo adicional», indica la OCDE.

Entre las principales economías desarrolladas, solo se sitúan por delante de España en 2021 Canadá, con un 6,1% (1,4 puntos más que la estimación anterior); EEUU, con un 6,9% (cuatro décimas más); y Reino Unido, con un 7,2% (1,9 puntos más).

En lo que respecta a Europa, España también crecerá más en 2021 que Alemania, que crecerá un 3,3% (tres décimas más que la estimación precedente), Francia, con un 5,8% (una décima menos); e Italia, con un 4,5% (cuatro décimas más).

Para 2022, las previsiones publicadas por la OCDE sitúan a España como el país que más crecerá en porcentaje. Por detrás se sitúa Reino Unido, con un alza del PIB del 5,5% (ocho décimas más), Alemania e Italia, con un 4,4% ambos, lo que implica una revisión al alza de siete y cuatro décimas, respectivamente.