Gtres

Gtres

La nueva ley hipotecaria que entrará en vigor en un mes pone deberes formativos al sector financiero. Y es que, a través de una orden ministerial, la normativa obliga a los empleados de los bancos a dar cursos de formación en materia hipotecaria como condición necesaria para que puedan conceder este tipo de préstamos.

Así consta en el artículo 16 de la Ley 5/2019, que habla de “un plan de formación en los conocimientos y competencias” en materia hipotecaria, lo que se suma a una larga lista de obligaciones para el sector financiero en términos de transparencia e información. 

En concreto, los trabajadores que pertenezcan a áreas como la red comercial, el departamento de riesgos, los directivos, los asesores, los que diseñan las ofertas de producto y los que intervengan en la comercialización de hipotecas deben dar cursos de formación con una duración de 50 horas. Una cifra que se eleva a 65 horas en el caso de los asesores.

Además, cada año deberán refrescar conocimientos y deberán realizar cursos a modo de recordatorio con una duración de entre 10 y 15 horas, dependiendo del perfil. Prácticamente toda la formación será online y está enfocada a conocer todos los detalles de un préstamo para la compra de vivienda, incluyendo los gastos que atañe su formalización, los efectos que pueda tener un cambio de los tipos de interés en la cuota, el código deontológico del sector y las novedades de la nueva ley, como la libertad de elección del notario por parte del cliente para poder revisar la oferta del banco antes de firmar el préstamo.

Los cursos también incluirán materias como la protección de los consumidores, la tasación de las garantías, la obligación por parte del banco de analizar el nivel de riesgo del cliente antes de concederle la hipoteca o un repaso a las cifras económicas y del sector inmobiliario que permitan al empleado entender mejor el actual escenario nacional e internacional.

Por otro lado, se espera que esta formación ‘ad hoc’ avive la competencia entre las escuelas de negocio que podrían impartir los cursos, entre las que están Cecabank, Afi, el Instituto de Estudios Bursátiles (IEB) o el Instituto Español de Estudios Financieros (IEEF).

Otros organismos como la Asociación Europea de Asesores Financieros en España (EFPA) ya han confirmado que ofrecerán la formación y la certificación a sus 32.000 miembros a partir del mes de junio.