Europa Press

Europa Press

El Ministerio de Seguridad Social ha presentado una nueva propuesta para el sistema de cotización de autónomos que plantea un esquema flexible de 13 tramos y la posibilidad de cambiar hasta seis veces al año.

El modelo establece una cuota mínima que ronda los 184 euros al mes para aquellos trabajadores autónomos con ingresos por debajo de los 600 euros, al tiempo que establece una máxima de 1.267 euros mensuales para aquellos que ingresen más de 4.050 euros. En la propuesta se mantiene la tarifa plana y se focaliza en las personas con rendimientos inferiores al SMI para apoyarlas en el inicio de su actividad.

Las cuotas son progresivas en relación a los rendimientos de los trabajadores por cuenta propia. El Gobierno propone nueve años de transición para la adaptación al sistema, aunque cada tres años se evaluaría la situación.

El Gobierno estima que dos de cada tres autónomos verían reducidas sus cotizaciones respecto al sistema actual. Según los cálculos de Seguridad Social, los autónomos de ingresos más bajos pagarían hasta 1.300 euros menos al año, mientras que los que tienen beneficios de entre 600 y 900 euros al mes, un colectivo muy numeroso, casi 600 euros al año.

La nueva estructura se ajusta a un sistema de cotización por ingresos reales que trata de revertir un «sistema injusto» en el que los trabajadores con rendimientos inferiores pagan una cuota similar a la de otros con rendimientos superiores.

La flexibilidad del nuevo sistema, según el Ejecutivo, permitiría que cada trabajador adapte sus cotizaciones en los momentos de mayores y menores beneficios. De este modo, los que cotizarían más y, en consecuencia, recibirían más prestaciones son en gran medida societarios, que también se benefician de más deducciones.

La próxima reunión para seguir con el diálogo sobre el sistema de cotización será el próximo lunes.

Críticas y mensajes optimistas

Las organizaciones de autónomos han celebrado la vuelta al diálogo con el Gobierno y algunas han valorado de forma positiva la propuesta. No obstante, en las negociaciones también se han observado posiciones más duras con el nuevo sistema.

La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae) ha celebrado que se retome el diálogo y la necesidad de impulsar un nuevo sistema de cotizaciones de autónomos «más justo y solidario para los más de tres millones de autónomos y autónomas que cuentan con el régimen actual».

Uatae considera necesario acortar los plazos fijados del régimen transitorio, ya que a efectos de la Unión de Autónomos los autónomos que menos ingresan «no pueden esperar 9 años para que la situación del régimen actual se modifique hasta alcanzar pagar una cuota justa». Y pide al Ejecutivo agilizar ese paso transitorio.

«Estamos convencidos que es posible adelantar la propuesta para que aquellas y aquellos autónomos con menos ingresos empiecen en 2022 a pagar una cuota más justa y acorde a sus ingresos», ha añadido la asociación. 

En concreto, explica que a aquellos autónomos con rendimientos netos anuales de 3.000 euros, se les obliga, al pagar 200 euros mensuales de cuota, a un sobreesfuerzo del 80% de sus ingresos, y a esperar nueve años hasta poder pagar una cuota reducida, más justa. «Esto a nuestro juicio no es de recibo», ha indicado.

La organización ha incidido en que la propuesta tiene que desarrollar un nuevo sistema que mejore la protección de los autónomos y, principalmente, el cambio que va a tener sobre las prestaciones y pensiones del colectivo.

Por su parte, la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) ha explicado que el Gobierno está alineado en la postura que la organización reivindica, que es la de un sistema que permita que miles de trabajadores autónomos y autónomas rebajen los esfuerzos contributivos «muy por encima de sus posibilidades» que están haciendo en estos momentos, y por lo tanto baje esa aportación a la Seguridad Social.

«Tenemos prácticamente un millón de trabajadores con rendimientos de trabajo por encima de los 25.000 euros anuales que están en su mayoría en las cotizaciones de las bases mínimas, algo que el sistema no puede permitirse y tampoco podemos permitirlos las organizaciones que representamos a nuestro colectivo», afirma el organismo.

Por último, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha criticado la propuesta del Gobierno y ha indicado que «no tienen ni idea de lo que es ser autónomo».

«El Gobierno quiere que un autónomo que facture 2.300 euros al mes y no tenga gastos pague en 2031 el doble de cotización que ahora, que un periodista autónomo, por ejemplo, que facture 3.000 euros pague el triple dentro de tres años. Esto es una locura. No tienen ni idea de lo que es ser autónomo», ha denunciado su presidente, Lorenzo Amor, en su cuenta de Twitter.