El mercado de la vivienda sigue mostrando una evolución positiva. Las últimas cifras llegan de la mano de los notarios, que aseguran que la venta de casas y la firma de hipotecas han crecido a un ritmo interanual de tres dígitos.

En concreto, en abril se formalizaron 51.136 compraventas de viviendas, un 233,6% más interanual, y se firmaron 27.308 préstamos hipotecarios, un 141,6% más. Sin embargo, hay que tener en cuenta el escaso número de operaciones que se realizaron en abril de 2020, en pleno confinamiento por la crisis del covid-19. De hecho, los números absolutos de ventas y firmas de hipotecas se han quedado por debajo de los registrados en marzo (cuando se sellaron casi 60.000 compraventas, el segundo mejor dato desde 2012; y se firmaron más de 32.400 hipotecas, el dato más alto desde finales de 2010). 

Aun así, en el cuarto mes del año se ha producido un repunte de las operaciones de compraventa en todas las autonomías, con Castilla-La Mancha a la cabeza de las subidas (393,9%) y Navarra, a la cola de los ascensos nacionales (110,1%). Según detallan los notarios, las regiones que registraron un aumento por encima del promedio nacional fueron, además de Castilla-La Mancga, Castilla y León (343,9%), La Rioja (336,1%), Aragón (335,7%), Andalucía (266,6%), Galicia (251,7%), Madrid (246,4%), Extremadura (240,2%) y Comunidad Valenciana (234,5%).

En cambio, Murcia (231,6%), Cantabria (218,1%), Baleares (200,2%), Canarias (193,0%), Cataluña (179,3%) y País Vasco (125,4%) se quedaron por debajo de la media, junto con Navarra (110,1%).

En el terreno hipotecario, además de la subida interanual del 141,6% del número de operaciones, impulsada principalmente por Castilla-La-Mancha, La Rioja y Madrid, también se ha producido un incremento del importe medio de los préstamos, que en el cuarto mes del año ha aumentado un 1,1% interanual, situándose en 143.638 euros. 

Al frente de las subidas se encuentran Madrid (15,7%), Asturias (11,5%), Castilla-La-Mancha (10,3%), Cantabria (5,8%), Aragón (3,2%), Comunidad Valenciana (2,8%), Andalucía (2,1%), Galicia (1,5%), Canarias (1,2%) y País Vasco (0,9%), minetras que en el resto del país se han impuesto los números rojos. La caída del importe medio de las hipotecas ha retrocedido más de un 6% en Murcia, Navarra y Baleares, mientras que en Cataluña ha bajado más de un 1%.

Los datos de los notarios también revelan que el porcentaje de compras de viviendas financiadas mediante un préstamo hipotecario se situó en el 53,4%. Además, en este tipo de compras con financiación, la cuantía del préstamo supuso en media el 74,1% del precio.

El precio sigue a la baja

Las viviendas unifamiliares han sido protagonistas en cuanto a la mejora de las operaciones, tras incrementarse casi un 253% interanual, con 12.296 unidades. En el caso de los pisos, las ventas han credido un 228%, con 38.840 unidades.

Por otro lado, y en lo que se refiere a los precios, los notarios aseguran que el precio medio de las viviendas vendidas se ha reducido un 5,7% interanual, hasta situarse en 1.428 euros por m2, arrastrado por el fuerte descenso de las viviendas unifamiliares. En concreto, el precio medio de los chalets ha bajado un 7,1%, hasta quedarse en 1.110 euros/m2, mientras que el m2 de los pisos vendidos se han abaratado un 4,3% respecto a abril de 2020, tras situarse en 1.622 euros.

Sin embargo, el m2 no se ha abaratado en toda España. De hecho, seis autonomías han registrado un repunte de precios de los inmuebles vendidos. Las mayores alzas se han producido en Castilla-La-Mancha (26,3%), Canarias (15,6%), Madrid (6,5%), Murcia (1,8%), Comunidad Valenciana (1,5%) y Cantabria (0,9%), mientras que al otro lado de la tabla destacan los números de Castilla y León (‑23,9%), Galicia (-22,2%), Extremadura (-21,2%), Asturias (-14,8%), Navarra (-11,7%), La Rioja (-8,0%), Baleares (-7,6%), Andalucía (‑1,3%), País Vasco (-1,0%), Aragón (‑0,9%) y Cataluña (-0,8%).