El grupo hotelero NH ha cambiado de planes respecto al establecimiento que tiene en Manhattan, muy cerca de la Quinta Avenida de Nueva York. A pesar de que durante años ha intentado venderlo, ahora su estrategia pasa por invertir en su rehabilitación.

La venta del NH New York Jolly Madison Towers, que dispone de 242 habitaciones, lleva años en los planes del grupo hotelero. Ya en 2012, y ante la presión de los bancos para la compañía para que redujera deuda, este establecimiento de la ciudad de los rascacielos salió al mercado en busca de nuevo dueño. Pero no lo encontró. 

Los años pasaron sin que la operación llegara a cerrarse, hasta que el año pasado la desinversión del hotel volvió a estar sobre la mesa. Sin embargo, el grupo hotelero se niega a venderlo a cualquier precio, y la venta nunca se llegó a materializar. 

Por ello, la cadena ha decidido reformar el hotel por un importe que rondará los 50 millones de euros. Las obras podrían arrancar en verano y prolongarse hasta finales de 2019, según ha explicado Ramón Aragonés, consejero delegado de NH, a los accionistas.