Fuente: Unsplash

Fuente: Unsplash

Uno de los proyectos más ambiciosos de Barcelona para hacer frente a su falta de vivienda asequible está más cerca de materializarse. El plan del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) para promover 4.500 viviendas con alquiler asequible ya cuenta con dos finalistas, Neinor y Visoren, tras la retirada de Culmia.

Fuentes de Culmia destacaron que han decidido no concurrir al proyecto, porque “el modelo de gobernanza propuesto por la sociedad mixta no está alineado con nuestro actual plan de negocio”, tal y como ha adelantado ‘Expansión’. De esta forma, y tras la salida de la inmobiliaria de Oaktree, Neinor y Cevasa, frente a Visoren, una promotora especializada en VPO, son los finalistas.

Habitatge Metròpolis Barcelona (HMB), una sociedad controlada ahora al 100% por el AMB, busca un socio privado que le aporte el capital para construir un nuevo parque de protección oficial en varios municipios en torno a Barcelona. El ganador de la licitación tomará el 50% de HMB a cambio de una aportación económica que oscilará entre 58 millones y 104 millones de euros, que se abonarán en cuatro etapas, según el ritmo de construcción.

Culmia es el segundo candidato que desiste del proceso tras retirarse la alianza impulsada por la constructora catalana Rubau. Este concurso ha tenido muchos problemas para convencer al sector privado. De hecho, su primera licitación quedó desierta y se tuvo que replantear.

El proyecto es similar al que impulsa Madrid con el Plan Vive, que contempla la promoción de hasta 25.000 viviendas.