Barcelona interesa al negocio inmobiliario, pero para el residencial ya no vale cualquier precio. Juan Velayos, consejero delegado de Neinor Homes, ha advertido de que no comprará suelo en las ciudades y municipios que adopten la medida aprobada por el Ayuntamiento de Barcelona, que obligará a reservar para vivienda de protección oficial un 30% de las promociones residenciales de 600 metros cuadrados de nueva construcción o reforma.

Según el directivo, “se trata de una medida política acertada para conseguir votos, pero no va a solucionar el problema de la vivienda”. El primer ejecutivo de Neinor indicó que la medida no afecta a la compañía, dado que actualmente no tienen suelo en la capital catalana.

No obstante, aseveró que “no compraría suelo, o lo compraría mucho más barato”, en aquellas ciudades que emularan la medida de la capital catalana. “Sería un suelo con peor salida, los municipios que adopten esta medida van a frenar la inversión”, advirtió.

Además, Velayos estima que la medida genera incertidumbre jurídica. “La vivienda accesible es una clarísima necesidad, pero esta medicina nos va a llevar a todos al cementerio”, lamentó. “Es una medida desafortunada porque el más perjudicado será el comprador, que verá como los precios seguirán subiendo”, añadió.

Firme apuesta por Cataluña

A pesar de sus palabras contra la estrategia de Ada Colau para poner solución a la situación por la que atraviesa el precio de la vivienda en ciudades como Barcelona, la promotora inmobiliaria mantiene su “apuesta por Cataluña, donde actualmente está presente en Barcelona, Girona y Tarragona.

Neinor Homes cuenta en Cataluña con 34 promociones, que suman 2.700 viviendas, de las que 219, las correspondientes a cuatro promociones, ya han sido entregadas, a las que se sumarán 250 pisos más antes de fin de año.

A escala nacional, Neinor Homes cuenta con una cartera de suelo finalista valorado en 1.813 millones de euros, de una superficie que permite levantar 180 promociones que suman 13.500 viviendas.