La salida a bolsa de Metrovacesa se ha topado con problemas de última hora. Y es que los inversores no han considerado atractivo el precio que prononían los dueños de la promotora, Santander y BBVA, en su puesta de largo.

A pesar de que la compañía barajaba estrenarse en el mercado de valores a un precio por acción de entre 18 y 19,5 euros y, por tanto, con una valoración superior a los 2.700 millones de euros, el escaso apetito de los inversores institucionales para respaldar la operación han obligado a los dos pesos pesados de la banca española a rebajar el precio y a aplazar el estreno durante 24 horas.

Así, las nuevas condiciones de la puesta de largo de Metrovacesa son las siguientes: debutará el martes 6 de febrero, un día más tarde de lo previsto, y a un precio por acción de entre 16,5 y 17 euros, lo que le confiere un valor de mercado máximo de 2.578 millones de euros. Con la horquilla anterior, el valor máximo rondaba los 2.958 millones de euros. 

Esta decisión de reducir el precio está en consonancia con los avisos que lanzaron varias casas de análisis horas después de que se conocieran los planes de Santander y BBVA. Y es que entidades como Bankinter y Orey Financial ya dijeron la semana pasada que las cifras con las que la promotora quería salir a bolsa les parecían excesivas y poco atractivas, sobre todo de cara a los pequeños inversores, a quienes desaconsejaban la compra de sus acciones. 

¿Y por qué se ha llegado a esta situación? Según Bankinter y Orey Financial, las condiciones anteriores provocaban que la valoración de Metrovacesa superara el valor neto de sus activos (unos 2.600 millones de euros).  Además, sus cuentas todavía registran pérdidas y su negocio se encuentra aún en una fase inicial de crecimiento, ya que cuenta con un gran banco de suelo, pero todavía no está en fase de construcción de viviendas. En cambio, otras competidoras como Neinor Homes y AEDAS Homes (que salieron a bolsa el año pasado) van mucho más adelantadas en el calendario, y ya están vendiendo viviendas.  

Según la documentación que entregó Metrovacesa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), su cartera está compuesta actualmente por 6,1 millones de m2 de suelo, de los que 4,8 millones de m2 son de uso residencial y el resto, terrenos para desarrollar inmuebles de uso comercial. La promotora afirma que tiene suelo suficiente como desarrollar 37.500 casas durante los próximos años, alcanzando un ritmo de entre 4.500 y 5.000 casas construidas por año a partir de 2021.