Ismael Clemente

Ismael Clemente

Pese a los resultados financieros obtenidos por la socimi en los últimos tres meses del ejercicio, Merlin sigue adelante con su plan de ayuda a sus inquilinos. La compañía liderada por Ismael Clemente ha aprobado extender estas bonificaciones en el alquiler que ha llevado a cabo durante la pandemia hasta el primer semestre de 2021. “El objetivo es continuar ayudando a nuestros inquilinos mediante una política de incentivos acorde con el actual ritmo de ventas para mantener las tasas de esfuerzo en niveles sostenibles”, asegura el directivo.

La socimi se ha apuntado un impacto de 39,6 millones por los incentivos concedidos a los inquilinos que han aceptado la política comercial destinada a los negocios con problemas por el confinamiento, fundamentalmente tiendas de sus centros comerciales, según adelanta Cinco Días.

Esta nueva política comercial fue lanzada la última semana de octubre y tendrá un impacto máximo estimado de 12,9 millones (11,9 millones en centros comerciales y un millón del componente retail de oficinas), según la empresa.

La socimi bonificará del 100% en caso de cierre forzoso por el que los inquilinos no estén autorizados a abrir, bonificación media del 25% concedida a los inquilinos (30% para ocio y restauración). Los inquilinos seguirán pagando los gastos comunes y la ayuda no es acumulable con ninguna otra medida aprobada por las Administraciones.

Gracias a este tipo de medidas, la inmobiliaria está en niveles muy bajos de impagos, pese a la pandemia, situándose el nivel de cobro en un 99,8% para oficinas, un 98,1% para centros, comerciales, un 99,5% para logística y un 100% en sucursales bancarias.