Si Reino Unido es la puerta de salida para un gran número de empresas con sede europea en este país tras el ‘Brexit’, Madrid se convierte en una nueva entrada. Un informe de EY destaca que la capital española y Milán (Italia) son las ciudades europeas que más “popularidad están ganando” como potenciales centros de actividad financiera.

El sector de la banca ya ha creado 2.500 nuevos puestos de empleo en Europa continental desde el referéndum del ‘brexit‘, celebrado en junio de 2016. EY, además, afirma que el 57% de las entidades comprendidas en su estudio tiene intención de “reubicar” sus oficinas principales.

Del estudio se desprende que “el 35% de las firmas financieras de Reino Unido está planteándose o ya ha confirmado” que trasladará su estructura, al menos parcialmente, a otros países europeos, mientras que el 25% de las principales empresas del sector ya ha realizado “al menos una reubicación en el continente”. Los destinos que han recibido a un mayor número de ellas, hasta el momento, son Dublín, Fráncfort, Luxemburgo y París.

“Sabemos que algunas empresas se enfrentan a obstáculos o retrasos en la aprobación de licencias por parte de las autoridades de la Unión Europea (UE) y, a menos que esta situación cambie rápidamente, existe el temor de que las empresas y los consumidores corran mayores riesgos”, añade en una nota el responsable de servicios financieros de EY en el Reino Unido, Omar Ali.

Por ello, Ali pide a la UE que apruebe “urgentemente” los cambios regulatorios oportunos para que las compañías británicas estén “listas para el primer día” tras la consumación del ‘brexit’.