idealista/news continúa con su serial de entrevistas a los candidatos a la Alcaldía de Madrid y Barcelona. Y ahora es el turno de Javier Ortega Smith, candidato de Vox para liderar el Ayuntamiento de la capital, que en esta entrevista nos cuenta la importancia que tiene para el partido la defensa de la propiedad privada y la seguridad jurídica, sus propuestas para bajar los impuestos a los madrileños y su compromiso para acabar con los okupas, la excesiva burocracia que soportan ciudadanos y empresas, y la intervención pública en mercados privados. 

Cuáles son tus prioridades en materia de vivienda

Una de las señas de identidad de Vox es la defensa de la propiedad privada, y nuestra presencia en el Ayuntamiento de la capital va a asegurar que no se utilice la institución que representa a todos los madrileños para mermar el derecho de propiedad de los ciudadanos, como se ha venido haciendo hasta ahora.

Nuestro deber como Administración es facilitar la defensa de los propietarios frente a los que pretenden ocupar sus propiedades por la fuerza. Además, promoveremos las condiciones para que las puedan poner en arrendamiento o venta sin mayores cortapisas que las condiciones de mercado.

¿Y cómo vais a hacerlo?

Reduciendo los impuestos que estrangulan tanto la tenencia como la compraventa, eliminando la plusvalía municipal y revisando a la baja los valores catastrales que han supuesto una dolorosa e injustificada subida del IBI. Ya está bien de que los ciudadanos paguen una y otra vez por los mismos conceptos.

También vamos a facilitar el desarrollo de los suelos urbanizables pendientes de tramitar, y acelerar las licencias y permisos en el ámbito de la obra nueva y las rehabilitaciones: los retrasos brutales de ahora, que superan según las zonas hasta el año y medio, son un lastre que está frenando la economía y encareciendo la vivienda artificialmente.

Crearemos un parque público de vivienda en colaboración con el sector privado para destinarlo al alquiler

Por último, vamos a poner en valor la enorme cartera de suelo propiedad del Ayuntamiento, para poder ofrecer un stock de viviendas suficiente para dar salida temporal a los más desfavorecidos. Y no lo vamos a hacer utilizando una institución esclerotizada, burocratizada y carísima como la EMVS, utilizando unos recursos que ni tenemos ni nos podemos permitir, sino llegando a acuerdos con el sector privado.

Qué recomendarías a los jóvenes: alquilar o comprar. ¿Por qué?

Cada cual en sus circunstancias personales sabe qué le conviene mejor en cada momento. Sin embargo, el drama en la actualidad es que muchas familias no pueden optar por la compra, con lo que se ven abocadas al alquiler, aunque no sea su opción.

Nosotros en nuestro programa nacional disponemos de varias medidas para facilitar el acceso a la propiedad para aquellos que ahora la banca considera menos solventes. Desde el Ayuntamiento ayudaremos a este respecto aumentando al máximo la oferta y la seguridad jurídica en las tramitaciones: así se relajarán los precios de la vivienda libre y habrá más oferta de vivienda protegida.

En 2015 proponíais bajar el IBI al mínimo legal, suprimir la plusvalía… ¿Siguen todas esas propuestas sobre la mesa?

Por supuesto que vamos a dejar de esquilmar los bolsillos de los madrileños por el mero hecho de ser propietarios. La plusvalía municipal es un impuesto reincidente y confiscatorio, y los valores catastrales se han disparado en un contexto de clases medias empobrecidas. Eliminaremos la plusvalía en cualquier caso, no sólo en el caso de venta a pérdidas. Y el IBI lo bajaremos al mínimo legal.  También bonificaremos el ICIO.

Los madrileños merecen un Ayuntamiento más respetuoso con el fruto de su trabajo

Y a eso se suma liberalizar el suelo…

Por supuesto. En la situación actual del mercado no creemos que sea el momento de revisar el PGOU -pues paralizaría el sector-, sino de acelerar los procesos de transformación del suelo urbanizable existente. Vamos a poner fáciles las cosas a los agentes del mercado para que se transforme y se aumente la oferta significativamente.

Qué proponéis en este sentido

Tenemos preparadas una amplia batería de medidas para agilizar los plazos. No vamos a permitir que una licencia de derribo se demore seis u ocho meses, un permiso de construcción año y medio, o que desde que se declare la obra nueva hasta que pase el técnico para la primera ocupación se tarden cuatro meses. Esto hace inviable cualquier actividad económica y genera pérdidas y desconfianza para todos los que intervienen: equipo técnico, promotor, constructor, banco y, sobre todo, compradores de vivienda. Hemos hablado con todos los jugadores del sector e incorporamos sus demandas a nuestro proyecto.

La oposición critica a Ahora Madrid que solo ha entregado 65 viviendas sociales en la legislatura, la cifra más baja de la historia

¿De verdad es tarea de un Ayuntamiento la promoción de miles de viviendas, como si se tratara de una de las promotoras cotizadas en bolsa? ¿Puede el madrileño permitirse el lujo de subvencionar la promotora más grande de Madrid y tal vez de España? La EMVS es, en el mejor de los casos, un paquidermo lleno de burocracias e ineficiencias, y en el peor una agencia de colocación. Carmena ha usado de manera irresponsable los recursos públicos para, además, fracasar estrepitosamente. Y si siguiera al mando de la ciudad no es descartable que acabe saliendo en los titulares. Parece mentira que nadie recuerde la quiebra de cadena de las empresas municipales de vivienda del país durante la crisis.

En lugar de alimentar el monstruo, llegaremos a acuerdos con empresas privadas para desarrollar a un ritmo mucho mayor la enorme cartera de suelo municipal. Si en esta legislatura se hubiera obrado de esa manera, en lugar de 65 habría miles de viviendas a coste cero.

Qué más queréis hacer en materia de vivienda

Madrid no tiene un problema de vivienda, sino demasiados políticos a todos los niveles interviniendo en el mercado de la vivienda, que son los que están creando las ineficiencias y los encarecimientos artificiales. Desde el Ayuntamiento no podemos tocar legislación que corresponde a otras instancias, pero haremos todo lo que esté en nuestras manos para aumentar la oferta y agilizar los procesos, dotando de seguridad jurídica.

Flickr/Creative commons

Flickr/Creative commons

Cómo valoras el decreto ley que ha aprobado el Gobierno central

El Gobierno de Sánchez ha obrado con una irresponsabilidad absoluta, por dos razones. Por un lado, aprobando una legislación tan importante por la puerta de atrás, con los votos decisivos de los separatistas y filoetarras, y burlando al Parlamento de un debate absolutamente necesario dado todo lo que había en juego: el activo en el que los españoles ahorran.

Y, por otro lado, por querer cargar en las espaldas de ese patrimonio de los trabajadores españoles su fracaso estrepitoso en sus inexistentes políticas de vivienda social, con un precio muy alto: destruir parte del valor de las propiedades inmobiliarias de los ciudadanos, que es precisamente donde destinan sus ahorros.

Cómo se puede luchar contra las ocupaciones ilegales

Con Vox en el Ayuntamiento los madrileños pueden estar tranquilos; no consentiremos que se siga haciendo la vista gorda con la okupación, ni con las propiedades de los ciudadanos, ni con el patrimonio público, como desgraciadamente viene ocurriendo con Carmena y la oposición actual, que mira para otro lado.

La defensa de la propiedad privada no tiene excusas ni atajos

 

 

 

Y aunque no es competencia del Ayuntamiento, los españoles pueden estar seguros de que en el Congreso vamos a hacer todo lo posible para que se reforme el Código Penal y la Ley de Enjuiciamiento Civil, que son los coladeros de este verdadero drama.

Pero Vox no va a abandonar a los españoles que se encuentren en situaciones de verdadera necesidad. Sabemos, porque hemos hablado con todo tipo de asociaciones y empresas, que un porcentaje menor de estas viviendas están ocupadas ilegalmente, no por mafias ni morosos profesionales (como es la mayoría), sino por familias con problemas graves. Para esos casos, pondremos a disposición el parque público de vivienda y llegaremos a acuerdos con la oferta privada si aquel es insuficiente.

Cómo valoras las medidas que se han aprobado para los alquileres turísticos y Madrid Central

El número de visitantes a Madrid no deja de crecer año a año y eso es una magnífica noticia, puesto que constituye una fuente de ingresos para muchos de los vecinos y redunda por tanto en beneficio para la ciudad. Queremos dejar claro que Madrid es una ciudad abierta y que los visitantes y turistas son bienvenidos.

Creemos en el derecho de los madrileños a procurar rentabilizar sus propiedades inmobiliarias de la mejor manera posible, pero siempre y cuando no colisionen con los derechos del resto de madrileños con los que comparten comunidad. No nos gusta una legislación que permite alquilar un número máximo de días al año ni que expulsa al 95% de la oferta. Tanto a nivel autonómico como nacional vamos a proponer una legislación que eleve y unifique las exigencias actuales y que prime el acuerdo vecinal sobre la imposición obligatoria. Desde las ordenanzas locales vamos a fomentar que edificios, locales y otras fincas independizables cuyos usos están obsoletos puedan destinarse alojamiento vacacional.

El Ayuntamiento ha alterado los mayores desarrollos urbanísticos de Madrid, como la Operación Chamartín y los PAUs del Sureste. ¿Cómo lo valoras?

Manuela Carmena, por pura ideología y no por necesidad, se ha dedicado a poner palos en las ruedas en la tramitación urbanística con un resultado muy negativo para la ciudad; pues ha ahuyentado la inversión, haciéndola más arriesgada y costosa, y ha metido al Ayuntamiento en verdaderos problemas de indemnizaciones multimillonarias en el caso de los PAUs. Afortunadamente no es tarde para reconducir las cosas, y lo vamos a hacer a partir del 27 de mayo. Quiero lanzar un mensaje de tranquilidad a los vecinos y empresarios; en la próxima legislatura la defensa de la propiedad, de la seguridad jurídica y de la eficiencia de los servicios técnicos está garantizada con un gobierno de Vox.

¿Vives de alquiler o en propiedad?

En propiedad.