El Ayuntamiento de Madrid da los primeros pasos para modificar varios ámbitos del PGOU sobre los llamados desarrollos del sureste, la mayor bolsa de suelo urbanizable de la capital. La modificación puntual mantiene las tesis del Plan Director paralizado por la justicia, y supondría la disolución de las actuales Juntas de Compensación de Los Cerros y Valdecarros. Se crearían cuatro nuevos ámbitos más pequeños para levantar cerca de 54.000 viviendas frente a las 66.000 previstas en el Plan urbanístico de 1997.

El Ayuntamiento de Manuela Carmena prepara una nueva ordenación en los llamados desarrollos del sureste de la capital con una modificación de Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1997. Con estos cambios, parte de la mayor bolsa de suelo urbanizable de la capital, en concreto los desarrollos de Los Cerros y Valdecarros verán modificada su actual ordenación. “Se programarán cuatro ámbitos de menor tamaño acordes con la viabilidad económica, social y ambiental y garantizarán la producción de suelo para viviendas, actividades económicas y dotaciones en plazos adecuados a las necesidades de la ciudad”, afirman desde el Ayuntamiento.

Estos cambios supondrían la disolución de las actuales Juntas de Compensación de Los Cerros y Valdecarros, que ya estudian acciones legales contra esta medida. Según han afirmado las Juntas de Compensación del Sureste, las reclamaciones patrimoniales que los propietarios de Los Cerros y Valdecarros podrían ascender a 937 millones de euros.

Menos de 17.000 viviendas previstas hasta 2039 entre estos nuevos ámbitos

Ayuntamiento de Madrid

Ayuntamiento de Madrid

Centrados en el sector residencial, los actuales Los Cerros y Valdecarros cuentan con 66.000 pero con los cambios propuestos se pasaría a menos de 54.000 con los cuatro nuevos ámbitos bautizados como Valdecarros-Cantiles del Manzanares, de 1.928 ha, y Los Cerros-Ensanche de San Fernando, con 494 ha, donde solo está previsto levantar 17.000 de ellas en los próximos 20 años.

Los primeros desarrollos de viviendas comenzarían a verse en 2022 en la zona de Los Cerros Norte-San Fernando, con 131 ha, donde podrán construirse cerca de 3.700 viviendas y 150.000 m2 de edificabilidad para actividades económicas. Los Cerros Sur, con 7.000 viviendas y 290.000 m2 de actividades económicas previstas se desarrollaría en un futuro en función de las necesidades de la ciudad.

En el otro ámbito, se divide en los sectores de Valdecarros-La Gavia, con 410 hectáreas en continuidad con el Ensanche de Vallecas para comenzar a urbanizar unas 13.200 viviendas en dos fases: 2022-2030 y 2031-2039. El resto, denominado Valdecarros Sur, albergará el grueso de las viviendas, aunque dependerá de las necesidades de la ciudad a largo plazo.

“Los planes vigentes establecen un planeamiento absolutamente detallado que no facilita su ajuste y adecuación a las necesidades cambiantes del futuro, dado el largo periodo programado para su ejecución que se llega a extender hasta más allá de 2040”, afirman desde el Consistorio.

El Ayuntamiento da el primer paso a esta modificación del PGOU con un periodo de información pública de estas modificaciones, donde no están incluidas los otros dos desarrollos del sureste, Berrocales y Los Ahijones, que juntas suman 39.000 viviendas en su actual planeamiento.

El desarrollo de los PAUs del Sureste suponía la construcción de más de 100.000 viviendas. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) paralizó cautelarmente el pasado julio la aplicación del Plan Director del Ayuntamiento de Madrid para los desarrollos del sureste y admitió a trámite el recurso contencioso-administrativo presentado por los promotores de Valdecarros, Los Berrocales y Los Cerros contra el plan de la alcaldesa Manuela Carmena.

El Plan Director contemplaba reducir a la mitad el desarrollo residencial entre los PAUs que se levantarán en dos fases durante los próximos 21 años. Además, estudia declarar no urbanizables dos millones de metros cuadrados.