Madrid, cada vez más cara. La capital vuelve a colarse entre las 25 ciudades más caras del mundo para acomodar a un trabajador, según el informe Live/Work, elaborado por la consultora inmobiliaria Savills Aguirre Newman. Madrid se encuentra en la posición 21, por delante de Frankfurt y Berlín, con un incremento del 13,7 % respecto al mismo periodo del año anterior, que supone un coste de 40.600 dólares (35.154 euros) /año por trabajador.

Encabeza el ránking Hong Kong, que en esta nueva edición del estudio ha superado a Nueva York y se ha convertido en la ciudad más cara del mundo para una empresa que quiere alojar un trabajador.

El estudio, que mide el coste medio de la superficie destinada a oficinas y del alquiler residencial por empleado, destaca que la ciudad china se ha erigido en la primera posición tras el primer puesto de Londres entre 2011 y 2015, que en esta edición ocupa el tercer puesto tras Nueva York, que se alzó con el puesto más alto del podio en las ediciones de 2016 y 2017.

En concreto, el coste medio de alquiler de oficinas y espacio residencial por empleado en Hong Kong es de 112.400 dólares (97.324 euros) /año por persona, lo que significa un incremento del 5 % en los últimos 12 meses. El coste en Nueva York se eleva a 108.200 dólares (93.687 euros) /año (1,7 % menos) y el de Londres a 96.000 dólares (83.124 euros) /año (un 1,3 % menos).

En el continente europeo, Ámsterdam ocupa la segunda plaza tras Londres y el quinto puesto mundial tras un incremento del 16 % en el último año (11,3 % en moneda local), alcanzado los 62.800 dólares (54.377 euros) /año por empleado. Tras la ciudad holandesa se sitúan Dublín y Paris.

El informe destaca el importante aumento del coste Vida/Trabajo de las principales ciudades europeas, muy por encima del promedio mundial, que se ha situado en 5,2 %, aunque todavía se encuentran muy por debajo en valor relativo respecto a las ciudades líderes del índice.

El estudio de Savills también destaca el incremento del coste en las ciudades de China continental, que están escalando puestos en el ranking en los últimos años. La ciudad más cara es Beijing, con un coste de 54.900 dólares (47.536 euros) /año por persona, y la que ha incrementado más su coste (20,9 % en dólares y 14,4 % en moneda local) y su posición (ha pasado de la 20 a la 16) es Shenzhen, con 48.700 dólares (42.168 euros), situándose un puesto por detrás de Shanghái.