Madrid se coloca por primera vez entre las tres ciudades europeas más atractivas para los negocios y el empleo, solo por detrás de Londres y París, según el informe ‘Cities of Influence’ de Colliers International. El incremento del volumen de inversión en el inmobiliario en el último año y los niveles de ocupación han sido los factores que determinado el auge de la capital española.

Según el informe ‘Cities of Influence‘ elaborado por Colliers International, que analiza y clasifica a las ciudades según su atractivo para la inversión, tomando criterios como la disponibilidad de talento, la calidad de vida o la actividad económica y la productividad, la ciudad de Madrid se sitúa como el tercer destino más atractivo para la inversión en negocios y la creación de empleo.

“Madrid se ha beneficiado de un aumento de la ocupación acompañado de un incremento en los volúmenes de inversión en el último año. En 2017, la ciudad registró un aumento del 72% en el número de transacciones, convirtiéndose, por primera vez, en el tercer mercado de inversión de Europa, lo cual constata el potencial que ven los inversores en la ciudad a largo plazo”, afirma Neil Livingstone, managing director de Colliers International Spain.

Madrid escala cinco posiciones y pasa de la octava a la tercera posición, solo superada por Londres y París, y seguida de ceca por Moscú y Birmingham. El informe también ofrece previsiones para este año. “En 2018 el volumen de transacciones de oficinas superará el de 2017 debido principalmente a la rotación de activos de mayor volumen y portfolios. Los vendedores serán principalmente socimis y fondos cuya inversión viene de los años 2013-2015. Respecto a los compradores, se mantendrá el interés de las gestoras de fondos de pensiones, aseguradoras y ‘private’ capital”, analiza el director de Colliers International  Spain.

El informe ‘Cities of Influence’ analiza 50 grandes centros de negocio de toda Europa, lo que incluye a las capitales y a otros importantes puntos de interés económicos. Algunas ciudades tienen una fuerte presencia en los mercados, pero actualmente no tienen el mismo rendimiento como destino de inversión de capital.

“La ratio de ocupación de oficinas es el mejor indicador de la economía urbana y el motor de todas las demás formas de demanda inmobiliaria, ya sea en el mercado del retail, industrial y logístico, hotelero y de ocio o residencial. La fortaleza ocupacional contribuye también a impulsar el crecimiento del alquiler y, en el largo plazo, este es el factor más importante del valor del capital, especialmente en un entorno donde las ‘yields’ no parece que puedan comprimirse más en la gran mayoría de los mercados. Por lo tanto, este análisis debería ser un buen indicador del destino del capital de inversión”, concluye Neil Livingstone.

El informe señala además a Madrid como una de las capitales europeas con mayor atractivo para los estudiantes y futuros profesionales. Según el informe, París, Madrid y Moscú son las ciudades que conquistan más talento universitario en Europa, junto con Viena, Dublín y Copenhague.