Wikimedia commons

Wikimedia commons

Nuevo desarrollo urbanístico en Madrid. El Ayuntamiento de la capital planea la construcción de 600 viviendas (el 30 % con alguna protección oficial), dotaciones para el barrio, espacios verdes y la reserva de 88.000 m2 para un «posible gran hospital del sur» en los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel.

De salir adelante, se dará el pistoletazo de salida a un proyecto urbanístico sobre una superficie de 172.000 m2. El plan parcial aprobado para la zona propone en el sureste manzanas residenciales en la zona más próxima a los barrios, donde la vivienda ya está consolidada.

En el noreste se reserva suelo para dotación singular; en el centro para uso terciario; y en el noroeste parcelas destinadas a uso dotacional (se prevé mantener la comisaría y el Centro de Acogida de Extranjeros, y se reservan 88.000 m2 para alojar un equipamiento singular de salud, que podría ser el gran hospital de referencia para los vecinos del sur, según fuentes del proyecto.

Una vez que se apruebe este proyecto de urbanización podrán comenzar las obras que ejecutarán los propietarios del suelo, que, en este caso, son la Administración General del Estado, la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado (Siepse) y la inmobiliaria Pryconsa.