La compraventa de viviendas cerró el año pasado en 531.627 transacciones, un 15,4% interanual más. El 44% de las operaciones se realizó mediante un préstamo hipotecario, según los notarios. Madrid (25,2%)Canarias (22,1%) Navarra (21%) fueron las regiones donde más se incrementó la firma de estas hipotecas destinadas a la compra de una vivienda en 2017, por encima de la media nacional (14,4%). 

El año pasado, los préstamos hipotecarios destinados a la compra de una vivienda alcanzaron las 234.321 operaciones, un 14,4% interanual más, volviendo a cifras que no se veían desde 2010. Por cuarto año consecutivo firman cifras positivas desde los mínimos alcanzados en 2013. La cuantía media de estos préstamos alcanzó los 135.117 euros, un 2,9% más que en el 2016. 

Por volumen de operaciones, Madrid (52.620), Andalucía (41.235) y Cataluña (23.235) fueron las comunidades autónomas se registraron más hipotecas destinadas a la compra de una vivienda, aunque tuvieron una evolución singular. 

Madrid, junto a Canarias y Navarra tuvieron el mayor incremento del número de préstamos hipotecarios con un 25,2%, un 22,1% y un 21%, respectivamente. Sin embargo, Aragón fue la única región donde cayó el número de operaciones, con una leve caída del 0,7%.

Cataluña, que encabezaba tanto las operaciones como la evolución ha visto como a cierre de año caían el número de firmas, tanto en ventas como en hipotecas y su evolución se ha quedado por debajo de la media nacional, en un 13,8%. De hecho, en el cuarto trimestre las ventas cayeron un 7,5% interanual y la firma de hipotecas un 2,1% interanual.