Fuente: Unsplash

Fuente: Unsplash

Rally en la inversión inmobiliaria española. La compañía gestora DWS ha lanzado sus pronósticos para el sector inmobiliario español a través de un informe en el que se asegura que el volumen de inversión inmobiliaria en Madrid superará el de Barcelona durante los próximos 10 años. “En España, esperamos que la economía de Madrid supere a Barcelona. Esto se traduce en que nuestras previsiones de crecimiento para los próximos 10 años sitúan a la capital con una pequeña ventaja”, sostiene el informe.

Según la gestora, los fondos europeos suponen una oportunidad y un gran ingreso de liquidez. “Es probable que esto impulse el crecimiento del PIB durante los próximos cinco años”, explican.

En cuanto al negocio residencia, a pesar del parón de 2020 por el covid-19 y la ralentización de la construcción, son muy positivos con el residencial en Madrid, barrios como Vallecas y en la localidad de Getafe, donde aseguran es más asequible la vivienda. Por otro lado, rechazan Barcelona por su “régimen regulatorio cada vez más restrictivo”. A pesar de esta circunstancia, aseguran que el precio del alquiler crecerá.

En cuanto al oficinas, DWS asegura que no invertirían en oficinas por “lo poco claro que es su futuro”, a pesar de que los precios están en máximos históricos. “Los precios de las oficinas están altos y esto dificulta unas buenas rentabilidades”, sostienen.

Para Madrid prevén una bajaba de la desocupación, mientras en Barcelona tienen la mirada puesta en los nuevos desarrollos que están surgiendo, como la Zona Fira. Estas nuevas construcciones señalan que enviarán a la desocupación de los activos de segunda mano a niveles superiores al 10%.

Por su parte, en el negocio logístico esperan un crecimiento superior para Portugal que para España. Para el territorio nacional calculan rentabilidades del 4%, en 2021. Para Madrid, estiman un porcentaje de beneficios rondando el 2,2% los próximos 10 años. Estas bajas rentabilidades se verán repercutidas en un aumento del precio del alquiler.