Andy Yeung

Andy Yeung

El mercado residencial más caro del mundo seguirá subiendo los próximos 10 años, según el análisis del Grupo UBS. El precio de la vivienda en Hong Kong volvió a registrar subidas en el prime trimestre de 2019, después de bajar durante el segundo semestre del año pasado, y se espera que los incrementos alcancen el 10%.

La bajada de precios de la vivienda registrada entre agosto de 2018 y enero de 2019 en Hong Kong se ha quedado en un espejismo tras el primer trimestre del año. Según el análisis de UBS, los precios volvieron a subir hasta marzo y se espera que aumenten hasta un 10% a final de año.

El informe del banco suizo destaca que los precios seguirán creciendo durante la próxima década, en una escalada implacable que ya ha visto triplicar los precios durante los último 20 años. Las expectativas de demanda hacen prever que los precio seguirán aumentando.

El analista inmobiliario par UBS, John Lam, estima que la demanda anual alcanzará las 60.000 viviendas, mientras que las previsiones del Gobierno se quedan en 45.000 unidades. Aunque queda supeditado a la llegada de nuevos residentes a la isla, ante una población local que envejece.

Pero las previsiones de bajos tipos de interés y una oferta limitada que cada vez va a ser más cara, anima a los compradores a dar el paso, lo que incrementa los precios. Por poner un ejemplo: El proyecto Montara en el área de Tseung Kwan O ha disparado el interés de los compradores. Recibían 103 oferta para cada vivienda del proyecto, lo que lo convierte en el proyecto más competitivo desde 2013, según el Hong Kong Economic Times.

Existe el proyecto llamado del Área de la Gran Bahía que integrará a Hong Kong un grupo de grandes ciudades de la China continental.