Imagen de la calle Gran Vía (Madrid) vacía / Gtres

Imagen de la calle Gran Vía (Madrid) vacía / Gtres

Ante la grave crisis desatada por el coronavirus, los empresarios madrileños reclaman al Gobierno de España, una reducción del tipo general del impuesto sobre el valor añadido (IVA) del 21% actual al 19%, así como ajustar el gravamen del turismo del 10% actual al 7%, siguiendo el ejemplo de otros países europeos.

El presidente de Madrid Foro Empresarial, Hilario Alfaro, ha señalado que «se trataría de una medida temporal, hasta el 31 de junio de 2021, ya que entendemos que en estos momentos una reducción del IVA sería muy positiva para impulsar el consumo y estimular el turismo».

Plan de rescate urgente

Según Madrid Foro Empresaria, esta reducción del IVA a hoteles, hosteleria, transporte de viajeros, agencias de viajes y a otros servicios de la cadena de valor  del turismo, debería ser una de  las medidas  de un plan de rescate integral y urgente que garantice la supervivencia de un sector que representa el 15% del PIB y el 13% del empleo y que ha sido uno de los más castigados por la pandemia del covid-19. En este sentido, para la organización, el Plan de Impulso al Turismo que puso en marcha por el Gobierno en el mes de junio es insuficiente.

De todos modos, los empresarios madrileños no son los únicos que solicitan mejoras fiscales para superar la crisis del covid-19 y reactivar sus sectores. En este sentido, los arquitectos también reclaman al Gobierno de Pedro Sánchez una serie de medidas para poder impulsar su actividad. 

La solicitud llega a través del Colegio Superior de los Colegios de Arquitectos de España. El organismo solicita poder desgravar las inversiones realizadas en este tipo de trabajos, un IVA superreducido para todo el sector y una rebaja del IBI en la rehabilitación integral de casas. 

Estas reivindicaciones no son sólo una necesidad para un sector que necesita reactivarse tras el covid-19, sino también para la ciudanía, porque el CSCAE recuerda que el 75% de las 25,5 millones de viviendas españolas se construyó antes de 1979. O lo que es lo mismo, tres cuartas partes del parque inmobiliario se levantó antes de la entrada en vigor de la primera directiva europea sobre eficiencia energética. El problema es que el 80% de estas casas seguirán en pie en el 2050, año en el que la Unión Europea espera alcanzar la neutralidad de emisiones en el Viejo Continente. Esta circunstancia obliga a España a tener que rehabilitar al menos 10 millones de hogares antes de esa fecha, según las previsiones de este organismo