El mercado de la vivienda va recuperando la actividad cada vez más rápido, tras la salida de las principales medidas de restricción de la movilidad de las personas por culpa de la pandemia del coronavirus. Uno de los puntos que van confirmando esa recuperación, además de verlo con el incremento de las compraventas de viviendas en España, de un 26,2% interanual en el tercer trimestre del año, hasta las 154.155 operaciones entre julio y septiembre, es con el aumento de las operaciones por parte de ciudadanos extranjeros, según los datos de la última Estadística Registral Inmobiliaria del Colegio de Registradores de la Propiedad.

El porcentaje de compras de vivienda por extranjeros en el tercer trimestre ha vuelto a superar el 10%, alcanzando el 10,7%, después de dos trimestres por debajo de los dos dígitos. Lo que superar las 16.100 transacciones por parte de foráneos durante el pasado verano.

Pese a estos buenos datos, aún se sigue notando el impacto de la pandemia y las consecuencias del Brexit en los ciudadanos británicos, cuyo peso en el mercado de la vivienda español se encuentra en mínimos. De hecho, por primera vez desde la elaboración de la estadística de los Registradores, los británicos no encabezan los resultados de compra de vivienda por parte extranjeros durante un trimestre.

Son los alemanes los que en esta ocasión encabeza en listado, con un peso del 10,4% sobre el total de compras de viviendas por extranjeros en España, superando las 1.680 operaciones. Los británicos, por tanto, han pasado al segundo lugar, con un 9,9%, y casi 1.600 transacciones. Les siguen franceses (7,8% y 1.262 compraventas), marroquíes (6,5% y 1.055 compras), belgas (5,6%) y rumanos (5,3%).

!function(){«use strict»;window.addEventListener(«message»,(function(e){if(void 0!==e.data[«datawrapper-height»]){var t=document.querySelectorAll(«iframe»);for(var a in e.data[«datawrapper-height»])for(var r=0;r<t.length;r++){if(t[r].contentWindow===e.source)t[r].style.height=e.data["datawrapper-height"][a]+"px"}}}))}();

Los mayores pesos de compras de vivienda por extranjeros se han registrado en Baleares (34,3%), Canarias (23,6%), Comunitat Valenciana (19,7%), Región de Murcia (17,4%), Andalucía (11,3%) y Cataluña (11%).

“Las comunidades autónomas isleñas y mediterráneas son las que focalizan la mayor intensidad de la demanda extranjera de vivienda, correspondiendo preferentemente a nacionalidades con mayor renta per cápita, mientras que las nacionalidades que eligen España como destino laboral y optan por comprar vivienda tienen una distribución geográfica más equilibrada a lo largo de la geografía española”, afirman los registradores.

De hecho, es en la desagregación por provincias donde se destaca esa hegemonía del Levante y archipiélagos en el peso de la compra de viviendas por parte de extranjeros. Baleares (34,3%), Alicante (33,5%), Santa Cruz de Tenerife (27,6%), encabezan las regiones con el mayor peso foráneo dentro de su mercado residencial, seguido por Málaga (26,5%), Girona (20,5%), Las Palmas (19,6%), Murcia (17,4%), Almería (12,6%), Tarragona (11,6%) y Castellón (10,2%).

“En la medida que la movilidad geográfica internacional se vaya recuperando y el nivel de confianza con respecto al control de la situación sanitaria, la demanda extranjera seguirá creciendo, contribuyendo a mantener elevados niveles de actividad inmobiliaria en el ámbito residencial”, destacan los registradores en su informe trimestral.