Gerard Duelo

Gerard Duelo

Los agentes inmobiliarios valoran el anteproyecto de Ley por el Derecho a la Vivienda. Gerard Duelo Ferrer, presidente del Consejo General de COAPI de España y Jesús Martín López-Samaniego, presidente del COAPI de S.C de Tenerife, han explicado las conclusiones extraídas del encuentro mantenido con Francisco Javier Martín Ramiro, director general de la Vivienda y Suelo, en el cual se ha reflexionado sobre el anteproyecto de ley aprobado en el Consejo de Ministros.

“No reclamamos medidas únicamente para la profesión de los inmobiliarios, sino que buscamos una protección del ciudadano que ha quedado desprotegido con este anteproyecto de ley”, explica Duelo. Según explica el directivo, “los agentes inmobiliarios están decepcionados y casi rabiosos porque este borrador de ley, si bien sí que introduce algunos elementos para regular la compraventa, no dice nada sobre las personas que intervienen”.

Según Montse Junyent, asesora jurídica del Consejo General de los COAPI de España, “poner el límite en el número de viviendas que se poseen no debe ser el factor para tener en cuenta si alguien es gran tenedor o no lo es. Puede haber un gran tenedor con más de 10 viviendas que no sea especulativo y puede ser que haya alguien con menos de 10 viviendas que sí que lo sea”. “Se ha especulado con los datos de las viviendas vacías, pero los datos no son fidedignos. Plantear propuestas sin saber si se produce esta situación de desocupación puede llegar a considerarse una inconstitucionalidad”, añade.

Por su parte, José Merino, asesor jurídico del Consejo General de los COAPI de España, asegura que “se va a grabar con una doble imposición en el impuesto de bienes inmuebles a las viviendas vacías. No debemos olvidar que en la ley de 2004 de haciendas locales ya se incluía un recargo de este impuesto, pero nunca se ha llegado a desarrollar como ahora lo ha desarrollado este anteproyecto de ley que puede afectar al derecho individual”.

“Existe una inseguridad jurídica que lo único que hace es frenar la inversión. Deberíamos de tener unas miras mucho más amplias para garantizar a propietarios e inquilinos sus derechos constitucionales de la vivienda. Lo que no se puede hacer es constantemente prohibir los desahucios y, en algunos casos incentivar la ocupación”, concluyó Merino.