Ventajas del 'blockchain'

Rapidez, seguridad, eficiencia, etc. / Deloitte

Las criptomonedas, con bitcoin a la cabeza, han acaparado grandes espacios en los medios de comunicación en los últimos meses. Ya hay más de 1.400 divisas digitales y el número no para de crecer.

Y es que, cada día aparecen nuevas ICOS (Initial Coin Offering, por sus siglas en inglés) que anuncian la creación de nuevas divisas digitales.

¿Qué es una ICO?

Una ICO es una plataforma de financiación colectiva a través de la cual se sufraga y apoya un proyecto a cambio de ‘tokens’; esto es, una ficha o moneda digital. Cuando todas las fichas están vendidas, estas comienzan a cotizar en los principales mercados de criptomonedas y a desarrollar la función por la que han sido creadas.

Cada moneda virtual puede tener una única función: hay algunas que solo sirven para pagos en videojuegos o para comprar marihuana. Las posibilidades que ofrece el ‘blockchain’ (cadena de bloques) son casi infinitas. Incluso hay una moneda virtual, llamada Jesuscoin, que promete salvar a todos la que la posean. Os presentamos a  algunos de sus directivos.

El 'equipo' directivo de la criptomoneda

Esta divisa digital promete el cielo a aquellos que la posean / Jesuscoin

Con este abanico de oportunidades, todos los sectores se pueden beneficiar de esta tecnología que, según muchos expertos, va a revolucionar el mundo como ya lo hizo Internet en su día. Pero, ¿qué es el ‘blockchain’? Resumidamente, se trata de una tecnología basada en Internet que permite enviar cosas de un ordenador a otro

Las ventajas para el ladrillo

Entre las actividades que más pueden beneficiarse de esta tecnología está la inmobiliaria y no solo por la posibilidad de comprar casas con bitcoins, como tanto se ha comentado últimamente.

“Los ejecutivos del sector inmobiliario están descubriendo que los contratos inteligentes basados ​​en el ‘blockchain’ pueden jugar un papel mucho más importante en su industria. La cadena de bloques puede transformar las operaciones centrales, las transacciones de propiedad, las compraventas, la financiación y los alquileres”, afirma la consultora Deloitte.

Aunque si se analizan las características de esta tecnología se puedan hallar más ventajas, resumimos los tres aspectos clave en los que el ‘blockchain’ puede mejorar el sector inmobiliario.

1. Datos de la propiedad

Principalmente el ‘blockchain’ es una tecnología que destaca por ser una base de datos y procesos.

Actualmente cada transacción de propiedades inmobiliarias pasa por el Servicio de Listado Múltiple (MLS). La información es descentralizada y restringida, lo que dificulta el acceso a personas que no son profesionales del sector. Además, suele estar desactualizado, lo que dificulta la tarea al agente de hacer comparaciones y detectar tendencias.

Sin embargo, el ‘blockchain’ puede servir para superar estas barreras. Al proporcionar una forma de compartir datos de manera segura, esta tecnología hace posible una base de datos compartida, que ofrece acceso en tiempo real a la información de la propiedad directamente desde la fuente y permite una visión más integral.

2. Registros de Títulos

Los registros de títulos son otro aspecto descentralizado y anticuado del proceso de compraventa de una propiedad. Y es que la información de las propiedades sigue estando almacenada a nivel local y está fuera de la red.

Con el ‘blockchain’, cuando alguien compra un inmueble, recibe una ficha digital (token) y la escritura tradicional. La documentación adjunta de la transferencia del ‘token’ se usa como prueba de propiedad. En un futuro, los tokens podrían convertirse en la fórmula estándar y desplazar a los documentos tradicionales por completo.

El ‘blockchain’ puede proporcionar una base de datos central de títulos para almacenar de forma segura y acceder instantáneamente a los registros históricos. Esto permite agilizar la transferencia de certificados en las ventas de propiedades.

3. Transacciones

La eficiencia y la seguridad de las transacciones se verán muy mejoradas con esta tecnología. El ‘blockchain’ no requiere que exista confianza entre dos partes para realizar negocios. Gracias a la criptografía, cada usuario tiene una identidad única en la cadena de bloques, lo que significa que la información financiera del consumidor se puede compartir de forma segura con terceros durante las transacciones. Una persona puede enviar la cantidad acordada a otra que no obtendrá nada hasta que la transacción se complete.

Esta capa extra de seguridad que ofrece el ‘blockchain’ agiliza el proceso de gestión de transacciones. Por ejemplo, si el vendedor y el comprador se encuentran o no en el mismo lugar, la financiación de la propiedad se ve acelerada por la existencia de un registro financiero centralizado para cada parte.

Esta tecnología mejora el ecosistema inmobiliario al permitir que las personas compartan datos y dinero de manera más segura y eficiente. Además, consigue que la información sea más accesible, se acorte el proceso y se reduzca el riesgo de fraude y robo

Ante estas perspectivas, han surgido muchas criptomonedas que pretenden utilizar el ‘blockchain’ para transformar el sector inmobiliario. Repasamos algunas con las propuestas más interesantes:

ATLANT

ATLANT aborda dos de los problemas más comunes en el sector inmobiliario con su plataforma ‘blockchain’ descentralizada:

Propiedades Tokenizadas: Listado de ‘tokens’ de propiedades inmobiliarias que representan acciones de activos individuales y su negociación con liquidez en un mercado transparente y ordenado con descubrimiento de precios.

 Rentas globales P2P: Reducción significativa de las comisiones tanto para el inquilino como para el arrendador y la posibilidad mínima de reseñas y puntuaciones falsas, las cuales abundan en servicios centralizados existentes como Airbnb o Booking.

REAL ESTATE REVOLUTION (REX)

REX un servicio global descentralizado de listados inmobiliarios que funcionan con la tecnología ‘blockchain’ de ethereum, una de las criptomonedas más famosas del mercado. Estos son sus objetivos:

  • Poder buscar cualquier inmueble en el mundo.
  • Proporcionar acceso universal a la información de propiedades y agilizar el proceso de transacción.
  • Construir un servicio global de listados múltiples, creando una capa de datos accesible para todos. La base de datos minimizará las tarifas de listado y maximizará la exposición de la lista. 
  • Crear contratos de venta y arrendamiento “inteligentes”. Esto supondrá un ahorro de tiempo, comunicación y costes administrativos.
  • Desarrollar una arquitectura para crear contratos ‘tokenizados’ con una plataforma de intercambio en la que se puedan intercambiar los ‘tokens’ de las propiedades. 
  • Conectar a proveedores, compradores y agentes a través de un servicio de conexión rápida gratuito
  • A las personas se les pagará en tokens de REX por enumerar los inmuebles disponibles y por estar activos en la plataforma.