Foto: Lautem

Foto: Lautem

El diccionario define ecléctico como aquél que “trata de reunir, procurando conciliarlos, valores, ideas, tendencias…, de sistemas diversos”. Pues se puede decir, sin llevar a engaño, que Elena García Silva lo es. Esta arquitecta de formación, que durante 10 años trabajó en proyectos de rehabilitación de patrimonio histórico e industrial en España e Italia, un buen día se decantó por su otra pasión, la moda, y fundó una marca de complementos basada en el concepto de excelencia. Que es lo que significa su nombre, Lautem, que viene del adverbio latino Laute y significa “de manera excelente”.

Con estas señas de identidad vieron la luz en 2004 los bolsos de esta diseñadora, de fabricación 100% española: piel que proviene de Cataluña y manos sabias de talleres artesanos de Ubrique, la cuna de otras marcas de lujo como Prada, Loewe, Anderson, etc.

Basta fijarse en los bolsos para comprender que los conocimientos de la diseñadora beben de las fuentes de la arquitectura: diseños sobrios, elegantes, de líneas puras, definidas… “¿Qué aplico de mi formación, de mi aprendizaje, al diseño de bolsos? Todo. El diseño es siempre diseño. La formación de arquitecto es la más completa en diseño, desde pequeños objetos a arquitecturas complejas, pasando por espacios urbanos. Obviamente la complejidad de un bolso es mucho menor, pero el domino de formas y volúmenes hace que la aproximación a estos objetos de resultados diferentes”, comenta desde García Silva.

La marca, que vende online y también en tiendas muy escogidas, vive un gran momento de expansión internacional: sus productos pueden comprarse en Reino Unido, Francia, Nueva York, Rusia, Singapur, Shangái, Dubái, Abu Dhabi…, y por supuesto, por Internet.

Moda y arquitectura, de la mano

Ellos definen sus bolsos como “pequeñas arquitecturas”: son pequeñas joyas de marroquinería, de excelente piel y las asas metálicas también son españolas: vienen de Valencia. Cuentan con distintas colecciones pero en todas cuidan los volúmenes, las proporciones, como de un pequeño edificio se tratase, pero también prestando gran atención los detalles.

Afirman que la moda se mueve rápido pero ellos no, un eslogan que dice mucho de su forma de trabajar y también, de su bagaje. Decía Coco Chanel, mujer elegante donde las haya, que la moda es como la arquitectura: “se trata de una cuestión de proporciones”. Y no se equivocaba, las creaciones de Elena García así lo demuestran.

Foto: Lautem

Foto: Lautem

Foto: Lautem

Foto: Lautem

Foto: Lautem

Foto: Lautem

Foto: Lautem

Foto: Lautem

Foto: Lautem

Foto: Lautem

Foto: Lautem

Foto: Lautem